|

En estos días en que apremian el desasosiego y la incertidumbre en todo el mundo, quedarse en casa no es un sacrificio, en realidad es una oportunidad, es una pausa para revalorar el tiempo y las formas en que nos relacionamos entre nosotros y con nuestro entorno. Así asoma el tiempo tan anhelado para las cosas que hemos dejado de hacer por las prisas y reflexionar por la inmediatez con que todo se produce en esta hiperrealidad, síntoma de la posmodernidad. Así surge y es hoy y ahora el tiempo de los libros, de la lectura.  

La escritora Guadalupe Nettel dice, con toda razón, que los “libros son como ángeles guardianes: muchos llegan cuando más los necesitas”, y en estos momentos en los libros, en la música, en el arte en general es donde debemos buscar nuestro bálsamo, la válvula de escape para dejar en libertad nuestra imaginación y sentirnos un poco menos encerrados en este período de cuarentena, que desde su inicio ha puesto en circulación diferentes iniciativas para ofrecer múltiples opciones para no quedarse sin la oportunidad de seguir disfrutando del arte y la cultura desde casa.  

El caso de los libros ha sido especialmente destacado, desde escritores que comparten lecturas de sus obras, comentarios o recomendaciones de libros a través de redes sociales, hasta la apertura y liberación para descarga legal de libros desde plataformas de bibliotecas y de algunas editoriales que se han sumado a la campaña #YoMeQuedoLeyendoEnCasa. Esta oportunidad de compartir lecturas, leer en voz alta para los niños, en familia o en soledad no debe dejarse pasar; es el tiempo de los libros, de los que dejamos esperando o inconclusos y de los muchos que hoy están disponibles en digital. Los libros sí salvan, sí curan, sí son ángeles guardianes, y también son refugio, disipan el tiempo, la angustia y el miedo.  

Y para llegar a ellos, pueden hacerlo a través de las editoriales que han liberado algunos de sus títulos como: Anagrama, Grupo Planeta, Kailas Editorial o el FCE que ofrece gratuitamente títulos de la colección Vientos del pueblo (https://www.fondodeculturaeconomica.com/gratuita); las plataformas como Amazon, las apps como Alibrate (https://www.alibrate.com/ebooks)  y Leamos (https://www.leamos.com/ar/) también tienen opciones de libros gratuitos.  

Pasen estos días dedicándole un tiempo a la amorosa dilación de la lectura, de la reflexión, del encuentro con uno mismo y con la empatía que debe unirnos a través de la palabra escrita, la que siempre nos ha mantenido unidos en la distancia y en el tiempo; ayer en cartas, hoy en mensajes instantáneos, ayer en tinta, hoy en pantallas, no importa cómo, las palabras tienen la fuerza suficiente para sostenernos y sobrellevar situaciones adversas o de crisis. Esta es una oportunidad más en que lo harán.  

Bibliotecas virtuales: