Urgen frenar plataformas de servicio de transporte que 'explotan' a choferes

Afirman que las empresas extranjeras explotan a conductores yucatecos a quienes les cobran comisiones de hasta 50%, además de ofertar las tarifas más altas del mercado para los usuarios

|
Piden que las autoridades estatales apliquen la Ley como sucede en otros estados que prohíben la circulación de unidades Uber y Didi. (Daniel Sandoval/Novedades Yucatán)
Piden que las autoridades estatales apliquen la Ley como sucede en otros estados que prohíben la circulación de unidades Uber y Didi. (Daniel Sandoval/Novedades Yucatán)

MÉRIDA, Yucatán.- Empresas extranjeras de servicio de transporte contratado a través plataformas digitales explotan a los choferes yucatecos, a quienes les cobran comisiones de hasta 50 por ciento, además de ofertar las tarifas más altas del mercado, por lo que el Gobierno de Yucatán debería aplicar la Ley evitar que sigan reventando a los conductores y a los usuarios, consideró el gerente de la plataforma yucateca Mueve-T, Juan González Durán.

Mueve-T es una empresa de origen yucateca nacida hace tres años que cumple con todos los requisitos de operación pero aún no ha sido aprobada por el gobierno para salir al mercado. La compañía está integrada por 300 microempresarios y generaría unos 600 empleos directos.

En entrevista con Novedades Yucatán, González Durán apuntó que las autoridades estatales deberían aplicar la Ley como sucede en otros estados que prohíben la circulación de unidades Uber y Didi, que aquí incumplen con los lineamientos del buen servicio, al no tributar en Yucatán y no ayudan a los choferes a obtener mejores ingresos.

“No es posible que se permita la operación de empresas que abusan de la necesidad de los yucatecos, al engañarlos prometiéndoles excelentes ingresos, ofreciendo servicios de trasporte privado, cuando en realidad los únicos que ganan son las empresas extranjeras a través del cobro del 50 por ciento de los servicios… A parte estas empresas no están registradas fiscalmente en la entidad, por lo que no le generan ingresos al Estado, por ello, las autoridades deberían ver por los ciudadanos y permitir la operación a las empresas que cuenten con un plan operativo que deje beneficios a todos los involucrados y no solamente a las plataformas extranjeras”, dijo.

González Durán apuntó que en entidades federativas como Tabasco, Campeche y Quintana Roo, las autoridades no permitieron este tipo de servicios, ya que el plan operativo que tienen las plataformas como Uber y Didi, no son viables y traen más problemas que beneficios para los choferes de esas empresas.

“Basta con ver lo que está pasando aquí en Yucatán donde los mismos conductores de estas empresas son explotados y engañados, y el gobierno lo está permitiendo. Hay empresas locales como la nuestra, en la que sí tenemos un plan operativo donde todos salen beneficiados y nosotros sí podemos tener un plan que ayuda a los conductores, mientras las empresas extranjeras no podrían contar con uno”, apuntó.

Juan González Durán destacó que la empresa Mueve-T cuentan con los permisos emitidos por la Dirección de Transporte del Gobierno del Estado para operar con 300 automóviles.

“Nosotros somos una plataforma que presta el servicio de transporte privado por medio de una aplicación móvil, es un servicio tipo Uber, que cuenta con concesión autorizada por la Dirección de Transporte estatal”, señaló.

Aplican otro cobro “contra reloj”

Las tarifas por servicio de taxi de la empresa Uber llegan a ser hasta de 35 a 40 por ciento más caras que las de las otras 6 plataformas digitales que operan en la ciudad de Mérida.

Desde el pasado mes de noviembre, la extranjera también cobra hasta 3 por ciento extra a partir del minuto 2 de esperar a que al cliente aborde la unidad, cargo que no tienen las demás empresas.

Alfredo Tejeda May, usuario de los servicios de taxis con plataforma digital, comentó que de su casa ubicada en la colonia “Pensiones’” a su trabajo en el fraccionamiento “Francisco de Montejo”, otras plataformas diferentes a Uber le cobran una tarifa promedio de 80 pesos, en cambio, esta le carga por ese mismo servicio 115 pesos, es decir, una diferencia abismal del 43.7 por ciento.

Desde su llegada la ciudad de Mérida, en marzo de 2016, Uber entró con tarifas arriba del 15 por ciento sobre el servicio normal que en ese entonces solo ofrecía el monopolio del FUTV, argumentando que la extranjera daría un servicio VIP.

“El servicio que argumenta es VIP, ya no tiene nada. Solo quedan las elevadas tarifas, si a eso le añades la tarifa dinámica, el precio del servicio casi se duplica”.

A principios de 2020, Uber anunció más aumentos.