22 de Octubre de 2019

Opinion

Para cambiar tu país... cambia tú

El Poder de la Pluma.

Compartir en Facebook Para cambiar tu país... cambia túCompartir en Twiiter Para cambiar tu país... cambia tú

En estos días hemos leído en redes sociales y noticieros en general informaciones sobre la cantidad de odio que se deja sentir en la gente por una razón u otra.

Principalmente los cambios y situaciones que estamos presenciando y que suceden justo enfrente de nosotros.

Algunas personas se quedan atónitas, sin poder hacer nada, y otras se dejan venir con una serie de descalificaciones, justificadas o no, verdaderas o no, de lo que, según ellos piensan y observan, es incorrecto… pero son incapaces de mover un dedo al respecto, más que simplemente quejarse con el vecino o en una red social y ahí termina el asunto.

No porque te quejes muchas veces significa que cambiarás algo. Sin embargo, te comprendo y quiero ayudarte a modificar algunas cosas, pero la primera noticia que te doy es que procures cambiar primero tú, y verás cómo van cambiando algunas cosas a tu alrededor.

Aquí cinco cosas que puedes empezar a cambiar de ti:

1.- Hacer fila.- Siempre estamos esperando llegar y encontrarnos a alguien conocido en la fila para saltarnos a todos los que están detrás de él. Si quieres ocupar un buen lugar porque no es numerado, llega más temprano.

2.- No tirar basura.- Muy nuestra costumbre terminar de comer o tomar algo y abrir la ventana, si estamos en el auto, para arrojar el envase o empaque. No esperes a que tengan que sancionar esto las autoridades en la ley para poder multarte si te ven tirando basura. ¡DEJA DE HACERLO!

3.- Ser puntual.- No hagas lo que hacen los demás, respeta el tiempo de la gente y cumple con tu horario de asistencia a una cita o de atender a alguien que llega con su cita previa. No hagas esperar a nadie a tu llegada o en tu lugar de trabajo. ¡Cumple!

4.- Respetar los lugares para personas especiales.- Uno de nuestros principales errores culturales y de educación tiene que ver con la falta de respeto que tenemos por los lugares para gente con capacidades diferentes. Y lo peor es que solo lo hacemos por flojos, por no caminar más.

5.- Pagar impuestos.- No estoy en contra de los contribuyentes que pagan a consultores especializados para disminuir su carga de impuestos mediante estrategias fiscales… estoy en contra de los contribuyentes que NO quieren pagar impuestos bajo ninguna circunstancia. Tirando la culpa al gobierno porque los impuestos no se ven retribuidos en beneficios para la población.

Antes de quejarnos de los demás, miremos nuestro propio entorno y empecemos nosotros a ser los que propongamos con acciones los cambios.

Y a partir de ese instante, miremos hacia adelante.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name