Falsas alarmas que movilzan a la Policía tienen serias consecuencias en Yucatán

Advierte regidor sobre las repercusiones legales en estos casos
|
Generar falsas llamadas de auxilio puede tener serias repercusiones legales. (Archivo/Sipse)
Generar falsas llamadas de auxilio puede tener serias repercusiones legales. (Archivo/Sipse)

Nalleli Calderón/MÉRIDA
Realizar llamadas falsas de sucesos que movilicen a los cuerpos policiacos y que además pudieran poner en riesgo la seguridad de los meridanos, amerita una falta administrativa para la persona que resulte responsable, aseguró el regidor presidente de la Comisión Permanente de Seguridad Pública y Tránsito, Jesús Pérez Ballote.

Lo anterior fue declarado debido a los sucesos ocurridos la noche del domingo 6 de los corrientes, cuando una noticia falsa sobre un "tiroteo" en el campus de Ciencias Exactas e Ingenierías de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), ocasionó que agentes de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) solicitaran la suspensión de las actividades escolares.

Además, desde temprana hora se efectuó un operativo en las instalaciones, que albergan a las Facultades de Matemáticas, Ingeniería e Ingeniería Química.

“Todos los ciudadanos, entre ellos los jóvenes, tienen que estar conscientes de que al final generar ciertas llamadas de auxilio o inventar una serie de cuestiones puede tener serias repercusiones legales", aseveró el funcionario.

Al menos en el Reglamento Municipal de Policía y Buen Gobierno, continuó, está contemplado como falta administrativa e incluso a ciertas magnitudes pudiera caer en algún delito.

Destacó que es importante que cada ciudadano esté consciente y sea responsable de que hay situaciones con las que no se juega, pues han ocurrido tragedias en el país y el mundo que se han ocasionado por situaciones similares.

Recalcó que aunque este caso resultó una broma, es importante que desde la Máxima Casa de Estudios se dé a conocer si hay un protocolo de atención desarrollado por profesionales para saber qué hacer y cómo actuar ante algún suceso falso, hasta una situación de crisis.

También, se debe establecer si las autoridades estatales y municipales cuentan con los lineamientos de cómo intervenir en una situación como la anunciada.

Y desde el nivel social y familiar, se debe buscar que los padres de familia, amigos, compañeros u otros familiares, aprendan a detectar conductas o situaciones anormales  entre sus parientes o conocidos.