Acusan que funerarias 'fantasma' lucran con el dolor de las familias

Profeco sanciona a empresas que incumplen con protocolos por Covid
|
Profreco suspendió cinco funerarias en el Estado. (Novedades Yucatán)
Profreco suspendió cinco funerarias en el Estado. (Novedades Yucatán)

MÉRIDA, Yucatán.- Las sanciones impuestas por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) es contra funerarias ‘fantasmas’ de reciente creación que no cumplen con las medidas sanitarias marcadas por la Secretaría de Salud federal para el manejo de víctimas de Covid-19, estafan con precios fuera de la norma y violan los contratos de adhesión requeridos por autoridades federales.

Así lo señaló el presidente de la Asociación de Empresas Funerarias de Yucatán (AEFY), Alejandro Espadas Villajuana, quien exhortó a la Profeco a revisar los contratos de adhesión de las funerarias legalmente constituidas, para ayudarles en la actualización de las nuevas normas federales y así brindar un mejor servicio a la comunidad.

“Hay funerarias que tienen mucho tiempo de operar, pero por algún motivo no han podido actualizar sus lineamientos de operación publicados en el Diario Oficial, no es que no quieran cumplirlos, es que por alguna razón no leyeron o no se informaron, es ahí cuando incumplen, no es que quieran desobedecer las nuevas directrices”, dijo.

En entrevista con Novedades Yucatán, el dirigente empresarial apuntó que las funerarias ‘fantasmas’ enganchan a los familiares de los fallecidos por Covid-19 fuera de los hospitales y les ofrecen servicios funerarios por cinco mil pesos, precios muy por debajo de los establecidas, pero al final les hacen otros cobros y llegan a desembolsar hasta 10 mil pesos.

“Con engaños se aprovechan del dolor de los familiares de los fallecidos por Covid-19, les ofrecen paquetes sumamente baratos, pero al tener el cuerpo les inventan otros cobros extras, por lo que al doliente no le queda más que conseguir el dinero para inhumar a su familiar, así es como se aprovechan de la necesidad de las personas”, apuntó.

Alejandro Espadas advirtió que esas empresas ‘fantasma’ ofertan servicios a familiares de víctimas de Covid-19, sin observar los protocolos sanitarios básicos y sin la regulación de los precios al consumidor, lo que pone en riesgo la salud y economía de los dolientes.