Afianzan estrategias de seguridad en el Estado

El Gobernador ha apostado a la capacitación de los elementos policiacos y a adquirir equipos de alta tecnología para vigilar por aire, mar y tierra el territorio

|
El programa Yucatán Seguro, que recibió el respaldo de la sociedad, contempla la adquisición de moderno equipo y la instalación de tres mil 527 cámaras de vigilancia en diversos puntos. (Novedades Yucatán)
El programa Yucatán Seguro, que recibió el respaldo de la sociedad, contempla la adquisición de moderno equipo y la instalación de tres mil 527 cámaras de vigilancia en diversos puntos. (Novedades Yucatán)

Novedades Yucatán/Mérida
Yucatán se distingue por ser el Estado más seguro de México y por ello, el gobierno de Mauricio Vila Dosal, durante este primer año, ha impulsado estrategias para reforzar los niveles de protección que permiten al mismo tiempo atraer inversiones locales, nacionales y extranjeras que generan más y mejores empleos.

Una de las estrategias dirigidas a mantener y elevar la seguridad en el Estado es Yucatán Seguro, la cual, con una inversión mayor a los dos mil 600 millones de pesos, contempla la instalación de tres mil 527 cámaras de vigilancia en diversos puntos y mil cámaras vecinales adicionales.

Respecto a la instalación de cámaras de vigilancia, no solo se trata de la capital yucateca, sino este apoyo se extenderá a otros municipios, ya que Mérida pasará de contar con mil 598 a dos mil 828 unidades; Progreso, de 73 a 283; Valladolid, de 56 a 231; Izamal, de 12 a 212; Tizimín, de 48 a 188; Oxkutzcab, de 16 a 151; Maxcanú, de 26 a 146; Motul, de 24 a 109; Ticul, de 14 a 94; mientras que Muna y Tekax, que no contaban con unidades, dispondrán de 35 y 135, respectivamente.

Asimismo, dicha estrategia también comprende la instalación de 119 arcos carreteros en las fronteras, entradas y salidas de los municipios, para que junto a los 100 actuales sumen 219 puntos estratégicos, con tecnología de lectura de placas, para vigilar las entradas y salidas de vehículos a Yucatán.

De igual forma, se modernizará la red de semáforos, dotándola de controladores inteligentes para mejorar el flujo vehicular y permitir que los vehículos de emergencia puedan llegar más rápido a su destino.

A este sistema de seguridad se sumará la adquisición de seis drones de alta tecnología y un avión especializado en vigilancia, con el fin de estar un paso delante de la delincuencia y sobre todo, para que contribuya al cuidado del Estado con equipamiento de alta tecnología por tierra, aire y mar, ya que también se adquirirán cuatro embarcaciones especializadas para proteger la costa.

Para añadir a estos esfuerzos, Vila Dosal anunció que se realizará la actualización del Centro de Monitoreo Estatal C4 a un Sistema Estatal de Coordinación, Comando, Control, Comunicaciones, Cómputo e Inteligencia (C5i), para contar con la más moderna tecnología y garantizar una mejor coordinación y pronta respuesta de la fuerza policial.

Otra acción emprendida para que Yucatán se siga posicionando como el Estado más seguro, fue la creación de la Policía Estatal Metropolitana, orientada a brindar los servicios de seguridad con una respuesta operativa inmediata de acuerdo con cuadrantes extraperiféricos de Mérida, es decir, concretamente en el área conurbada de los municipios que la conforman, por ejemplo, fraccionamientos como Los Héroes, Ciudad Caucel, Las Américas, Gran Santa Fe, 26 comisarías y 21 subcomisarías de Mérida, así como los municipios de Kanasín, Conkal, Ucú y Umán.

En este primer año, el Gobernador también entregó 353 patrullas a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), al tiempo que se incorporaron más de 300 elementos, mientras que 600 policías finalizaron sus estudios en diversos niveles educativos, entre ellos, 350 concluyeron el bachillerato en Ciencias Policiales, 200 ahora son técnicos superiores en universitarios en Seguridad Pública y 50 obtuvieron su licenciatura en Derecho.

En este sentido, para fortalecer el compromiso con la seguridad y la identidad yucateca, además de dignificar al capital humano, Vila Dosal brindó la oportunidad para que los hijos de policías estatales que estudien la universidad en instituciones privadas reciben una beca del 100 por ciento, beneficio que alcanza a las familias de cuatro mil 500 agentes, siendo Yucatán el primer Estado del país en otorgar esta prestación.