12 de Noviembre de 2019

Mérida

Sentencian al empleo en Homún

“Nos quitaron fuentes de trabajo y la oportunidad de que nuestras familias mejoren”, señalan pobladores ante la determinación del Tribunal Colegiado

Los manifestantes confiaban en ser escuchados por los magistrados. (Novedades Yucatán)
Los manifestantes confiaban en ser escuchados por los magistrados. (Novedades Yucatán)
Compartir en Facebook Sentencian  al empleo  en HomúnCompartir en Twiiter Sentencian  al empleo  en Homún

Israel Cárdenas/Mérida
El pueblo de Homún exigió, de nuevo, la reapertura de la granja porcícolaPapo” a los magistrados del Tribunal Colegiado en Materias de Trabajo y Administrativa del Décimo Cuarto Circuito y que respetaran su fuente de trabajo para llevar el sustento de sus familias, pero otra vez fue ignorado.

“Nos quitaron fuentes de empleo y la oportunidad de que nuestras familias mejoren”, dijo en tono triste y preocupado la señora Elvira Álvarez Vázquez, quien lamentó que mientras los juzgadores tienen altos ingresos y un empleo asegurado, a los pobladores los dejaron desamparados, ya que en Homún muchos viajan a Mérida a trabajar, por lo que esperaban un fallo que favoreciera el empleo en su comunidad.

Los pobladores expresaron que mientras el gobernador Mauricio Vila Dosal y el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, trabajan coordinados por el desarrollo y la generación de empleos; en la entidad, magistrados federales, que ganan mucho (devengan un salario de 145 mil pesos al mes, más otras compensaciones), toman decisiones que afectan los proyectos de inversión, y que en el caso de la granja porcícola, fue en respuesta a un grupo de personas que hace todo lo posible por obstaculizar las inversiones, que afectan a la mayoría de los habitantes.

Reunidos a la entrada del Tribunal del Decimo Cuarto Circuito, los manifestantes no cesaron de gritar esperando ser escuchados por los magistrados y que éstos no se dejaran engañar aprobando un atraso en la resolución del caso, que ha cumplido con todo lo establecido en la ley y más, pero que está “secuestrado” por el grupo Indignación y que, dijeron, cuando menos dos de las magistradas involucradas en el caso han cedido a esas presiones, cuando la ley indica otra cosa.

Incluso, usaron pancartas en las que escribieron frases como: “Magistrados, no se dejen engañar, Papo no contamina, Homún sí quiere a Papo, y sus niños también”; “Basta de mentiras, la granja no contamina, queremos trabajar”; “¿Quién escucha a los empleados de la granja?”; “Sí a la granja Papo”; “Los niños de Homún sí quieren la granja”; “Cenoteros extorsionadores”, por lo que al conocer el resolutivo, su expresión fue de tristeza, molestia y desconcierto de que hayan intereses por encima de la ley.

Desde las nueve de la mañana, durante casi tres horas, los habitantes de ese municipio se apostaron de manera pacífica a las puertas del Tribunal Colegiado, ubicado en la avenida Itzaes; al lugar arribaron elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), que delimitaron el área y montaron un operativo de seguridad.

El comisario ejidal de Polabán, Homún, Víctor Ernesto Dzul Tec, señaló que los magistrados del Tribunal Colegiado en Materia de Trabajo y Administrativa demostraron falta de capacidad y de criterio para manejar un asunto que impactará de manera directa en la economía de una población entera con su determinación jurídica.

“A todas luces se ve que los magistrados tienen intereses turbios por utilizar la ley a su antojo, en perjuicio de cientos de familias que buscan un empleo y la oportunidad de mejorar sus condiciones de vida. Hace falta inversiones en el interior del Estado y ahora que se tiene una oportunidad, se desecha para favorecer a un grupo que por años se ha beneficiado de los recursos que son del pueblo”, indicó.

Dzul Tec señaló que con su determinación los magistrados generan incertidumbre en la inversión para Yucatán, ya que a pesar de que las empresas comprueban y garantizan su operatividad con base en la ley y sin dañar al medio ambiente, los juzgadores se prestan a intereses “oscuros” en perjuicio de comunidades enteras, como la de Homún.

“La granja porcícola Papo no contamina y eso está demostrado, más bien crea fuentes de trabajo; por eso el pueblo de Homún está aquí, en el Tribunal, para apoyarla y levantar la voz ante la injusticia; en cambio los dueños de los cenotes solo buscan el beneficio personal, sin pensar en la población. Lamentamos la determinación de los magistrados, quienes impiden el desarrollo de Homún y frenan la inversión en Yucatán”, subrayó Dzul Tec.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name