17 de Febrero de 2019

Municipios

Un santuario mariano en el sur de Yucatán

En Pustunich se encuentra la iglesia dedicada a la Virgen de la Asunción

A las construcciones mayas y atractivos de la zona sur, se le suma la visita a la iglesia dedicada a la Virgen de la Asunción. (Foto: Jorge Acosta)
A las construcciones mayas y atractivos de la zona sur, se le suma la visita a la iglesia dedicada a la Virgen de la Asunción. (Foto: Jorge Acosta)
Compartir en Facebook Un santuario mariano en el sur de YucatánCompartir en Twiiter Un santuario mariano en el sur de Yucatán

Ana Hernández/MÉRIDA
Dedicada a Nuestra Señora de La Asunción, en la comisaría de Pustunich, perteneciente al municipio de Ticul, se ubica la iglesia y el convento que, según los historiadores, data del siglo XVIII.

A las construcciones mayas y atractivos de la zona sur, se le suma la visita a esta iglesia, que hoy es considerada un Santuario Mariano, con una gran devoción.

Los registros indican que no hay mucha diferencia entre las fechas de construcción del claustro y el templo católico.

De acuerdo con reportes de diversos investigadores, la construcción de la iglesia inició el 8 de octubre de 1787, según se lee en la inscripción de una piedra labrada colocada sobre la puerta  principal; en tanto que el ex convento fue construido en 1816.

El inmueble consta de atrio, templo, sacristía, ex convento y patio. Es de una sola nave, de construcción de mampostería y techo de bóveda de cañón. Tiene una puerta principal y dos laterales, además de cinco ventanales altos, uno de ellos corresponde al coro, rematando su fachada principal una espadaña.

 

El edificio es de una sola nave, de construcción de mampostería y techo de bóveda de cañón. (Jorge Acosta)

A la derecha de la entrada principal se encuentra el bautisterio, también con techo de bóveda de cañón. En el lado opuesto está la entrada a la escalera de caracol, de 70 escalones de piedra labrada, que conduce al techo y al coro, el cual está sobre un gran arco de mampostería, con barandal de madera corriente y piso de hormigón.

El presbiterio, con techo de bóveda de cañón, está al fondo, un poco más abajo tiene un retablo de madera sin importancia. A su izquierda, una puerta comunica a la sacristía. Al norte del templo se ubica la estructura de lo que fue el convento.

 

El presbiterio, con techo de bóveda de cañón, está al fondo, un poco más abajo tiene un retablo de madera. (Jorge Acosta)

En su interior cuenta con un capilla para bautizos, con una enorme pila de piedra; de uno de sus gruesos muros se creó un pequeño altar.

Aunque se trata de la iglesia de una comisaría, por la importancia que tuvo desde su construcción, es un inmueble de regular tamaño, con atrio amplio en uno de sus costados, aunque al frente también dispone de un espacio considerable, libre de maleza, donde se puede caminar de manera apacible.

Fiesta tradicional

La veneración a la Virgen de la Asunción de esta comisaría, que se celebra en el mes de agosto, es una de las fiestas tradicionales consolidadas en el sur del Estado. El fervor es tal, que el 15 de agosto, último día de los festejos, para que los ticuleños cumplan la tradición de visitar la iglesia, los comerciantes de la cabecera municipal sólo trabajan medio día para que sus empleados y ellos acudan a los festejos marianos.

Otra devoción a la patrona del lugar consiste en que las personas se comprometen a enviarle vestidos a la Virgen, los cuales luce durante las celebraciones, y así como ahora porta una vestimenta blanca, en el armario tiene una amplia variedad de ternos de diversos colores y bordados.

 

Otra devoción a la patrona del lugar consiste en que las personas se comprometen a enviarle vestidos a la Virgen. (Jorge Acosta)

Cabe señalar que la legendaria hacienda Tabí, ubicada en esta comisaria, tiene grutas que no han sido exploradas ni abiertas al público, son bellezas naturales que deben ser promocionadas, a fin de atraer a los turistas nacionales y extranjeros.

De acuerdo con la historia, Pustunich significa piedra jorobada (en lengua maya), ya que en esa zona, desde hace muchos años, hay piedras arqueadas. Se sabe que este tipo de piedra de laja o arqueada servía como herramienta a los antepasados para moler el maíz.

 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name