Inicia juicio contra ex custodios del Caimede acusados de abuso

Durante el juicio, la directora del Caimede identificó a los imputados como las personas que cometieron las agresiones contra cuatro menores
|
Se llevó a cabo la primera comparecencia del proceso. (Novedades Yucatán)
Se llevó a cabo la primera comparecencia del proceso. (Novedades Yucatán)

MÉRIDA, Yucatán.- En el inicio del juicio oral que se sigue a tres ex custodios del Centro Integral para el Menor en Desamparo (Caimede), quienes están acusados de violación equiparada agravada y violencia familiar equiparada, compareció la directora de esa institución identificó a los imputados como las personas que cometieron los hechos.

A petición de los fiscales, la funcionaria estatal también señaló que los videos que le pusieron a la vista son los mismo que le entregó una niñera del propio Caimede, y en ellos aparecen los tres acusados agrediendo a las cuatro víctimas, quienes son niños de identidad reservada.

También indicó que ella entregó esos videos al Ministerio Público cuando interpuso la denuncia sobre este asunto.

En la audiencia celebrada en el Centro de Justicia Oral de Mérida, los fiscales señalaron que durante el juicio aportarán las pruebas suficientes para acreditar la responsabilidad de los acusados en los delitos de violación equiparada agravada y violencia familiar equiparada, pues en este último ilícito, a pesar de que no son hijos suyos, los tenían bajo su guarda y custodia.

Por su parte, la defensa señaló que demostrará que los acusados no son responsables de los hechos que se les atribuyen.

En la causa penal se menciona que los hechos ocurrieron el domingo 10 de abril de 2019, cuando los tres estaban asignados al área de “Niños Chicos", donde agredieron física y sexualmente a cuatro menores de entre cinco y siete años.

Una de las agresiones ocurrió cuando una de las víctimas se acercó a Yuliana a preguntarle a qué hora servirían el desayuno, por lo que la mujer le contestó que: “No me dejas hablar por teléfono”, se acercó al niño y le dobló las manos hacia atrás, además de jalarlo hasta un escritorio de metal y obligarlo a meterse debajo de dicho mueble, mientras le presionaba los brazos contra la espalda.

Dicha acción provocó que el menor comenzara a llorar y a gritar, pero la ahora acusa mantuvo la agresión por durante aproximadamente cinco minutos.

Ese mismo domingo, pero al mediodía, cuando los niños hacían fila para ir a almorzar, tres de ellos no obedecían las instrucciones dadas, por lo que Yuliana llamó por teléfono a su central de control y pidió que le manden unos "papis" para que calmaran a los menores que se estaban portando mal.

Al lugar llegaron los otros dos acusados, quienes llevaron a los tres menores al dormitorio, donde los envolvieron con sábanas en forma de “taquito” para inmovilizarlos, situación que aprovecharon para abusar de ellos.