Lento registro de trabajadoras del hogar ante el IMSS en Yucatán

Desde septiembre se anunció la segunda fase de esta prueba, pero hasta el momento no ha entrado en vigor

|
Las trabajadoras del hogar afiliadas al IMSS tienen la posibilidad de tener como beneficiarios a su cónyuge, hijos, padre y madre. (Archivo/El Universal)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

MÉRIDA, Yucatán.- En la primera quincena de noviembre el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Yucatán, registró la afiliación de 615 personas trabajadoras del hogar, número que se elevó en un 34 por ciento en comparación con el total del 2019 que fueron 458. Sin embargo, dicho número es bajo, ya que se calcula, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), que hay alrededor de 56 mil personas realizando dicha labor en la entidad.

De acuerdo con información del IMSS, los trabajadores del hogar registrados en Yucatán cuentan con acceso a servicios médicos, hospitalarios, farmacéuticos y de atención obstétrica, así como incapacidades, pensión por invalidez y vida, fondo para el retiro, entre otros.

De igual forma, tienen la posibilidad de tener como beneficiarios a su cónyuge, hijos, padre y madre, en términos de lo establecido en la Ley del Seguro Social.

Según lo establecido en Diario Oficial de la Federación (DOF) destaca que los empleadores “tienen el carácter de sujeto obligado ante el Instituto, para efectos de afiliar a las personas trabajadoras del hogar”.

El nuevo reglamento ordena que cuando la o él trabajador labore en diferentes hogares, quien los contrate “deberá retener las cuotas obreras” y cubrir las suyas como parte patronal. El monto a pagar es por los días que labore en su casa durante un mes, también “la proporción de los días de descanso obligatorios establecidos en la Ley Federal del Trabajo”.

Las trabajadoras podrán acceder cuando son registradas a ser atendidas por enfermedades y maternidad, riesgos de trabajo, invalidez y vida,, cesantía en edad avanzada y vejez, así como guarderías y prestaciones sociales.

La actualización de las reglas también facilita los trámites para los y las trabajadoras que laboran con diferentes personas. El nuevo reglamento indica que para el caso de las y los trabajadores que laboran sólo en una casa durante el mes, sus trabajadores deberán pagar las cuotas obrero-patronales de todo ese período.

En la segunda fase que entró en el mes de septiembre pero hasta el momento no se ha hecho valida el IMSS pretende que de manera individual, cada empleador se haga cargo del pago de sus cuotas. Esto, sin esperar a que el resto lo haga.

Cargando siguiente noticia