16 de Octubre de 2019

Deportes

Leones de Yucatán, campeón de la Zona Sur

Los reyes de la selvan consiguen su segundo banderín en dos años consecutivos de la Zona Sur.

Los melenudos vencieron a los Diablos Rojos y se convierten en Campeones de la Zona Sur. (Novedades Yucatán)
Los melenudos vencieron a los Diablos Rojos y se convierten en Campeones de la Zona Sur. (Novedades Yucatán)
Compartir en Facebook Leones de Yucatán, campeón de la Zona SurCompartir en Twiiter Leones de Yucatán, campeón de la Zona Sur

William Sierra/Novedades Yucatán
MÉRIDA, Yucatán.- Un rugido ensordecedor estremeció el pletórico Kukulcán Álamo, con unos Leones de Yucatán jugando a nota, conjugando todo lo que se tenía que hacer, ofensivamente, defensivamente y teniendo a un inspirado José Samayoa para vencer a los Diablos Rojos del México, 4-1, conquistando de esta manera su segundo banderín en dos años consecutivos de la Zona Sur.

Siempre concentrados, los reyes de la selva no le dieron la más mínima oportunidad a los escarlatas, una escuadra que nunca pudo descifrar los envíos de Samayoa, Andrés Avila, Enrique Burgos y Josh Louke.

Tipo estudioso del rival, se vio que Samayoa tenía determinado lanzamiento para cada pingo a los que sujetó en tres imparables en seis entradas y un tercio.

Solo en una ocasión, el derecho de Hermosillo perdió la zona de straic, y eso le costó la única anotación, en el segundo episodio. Sencillo de Emanuel Ávila remolcó la anotación, y ya luego simplemente Samayoa cerró las puertas del averno, ante la algarabía de los fanáticos que nunca dejaron de apoyar y teniendo entre ellos algunos ojos de escrutinio de gente de Monclova y Tijuana en las gradas.

Poco antes de que salieran al campo, los peloteros selváticos se juntaron brevemente en el dogaut. Hablaron entre ellos, se dieron confianza, ánimos y así con esa motivación extra entraron a jugar.

Y vaya que la dosis extra de seguridad les dio fructíferos dividendos, logrando hacer explotar muy pronto al estadounidense Patrick Johnson, que apenas se mantuvo en la loma una entrada y un tercio, con cuatro carreras a cuestas, todas enviadas al pentágono por la majagua de Alex Liddi.

Paciente, Jonathan Jones recibió pasaporte , y después de que parecía que Johnson tenía controlado al italiano al tener dos straic, le pasó un lanzamiento cómodo para desaparecer la pelota por el bosque izquierdo. Soberbio fue este segundo bambinazo del bambino en esta serie.

No pasó mucho y las fieras volvieron a darle otro zarpazo, ahora letal al norteamericano cuando el encendido Liddi siguió ahora con biangular por el derecho para remolcar a Jorge Flores y Jones.
Natanael Santiago se hizo cargo del centro del diamante y su látigo aplacó a los reyes de la selva en un jit en los siguientes tres actos y un tercio.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name