19 de Junio de 2019

Deportes

Tigres de Quintana Roo deja tendido a Leones de Yucatán

Los melenudos desaprovechan una cómoda ventaja permitiendo la reacción de los bengalíes, para perder el juego en la décima entrada con un mal relevo de Gaudin

El “Asere” Yoanner Negrín lució en la lomita, sin embargo el relevo no pudo preservarle la victoria. (Cortesía)
El “Asere” Yoanner Negrín lució en la lomita, sin embargo el relevo no pudo preservarle la victoria. (Cortesía)
Compartir en Facebook Tigres de Quintana Roo deja tendido a Leones de YucatánCompartir en Twiiter Tigres de Quintana Roo deja tendido a Leones de Yucatán

William Sierra/Mérida
Una anemia de bateo oportuno, de pronóstico grave, siguen padeciendo en el “Beto Ávila” de Cancún, Leones de Yucatán, dejado anoche en el campo, 5-4, en 10 entradas por unos aguerridos Tigres de Quintana Roo que viniendo de atrás les sacaron anoche, el partido y además se colocaron a un solo zarpazo letal desbancarlos del quinto lugar.

Si ya de por si es grave que a estas alturas se esté peleando por el cuarto puesto, el cual de haberse ganado se tendría, pues Bravos de León fue lechado por Diablos Rojos del México, la latente posibilidad de finalizar en un sexto sitio sería ya un desastre, un fracaso, algo que nadie se hubiera imaginado al arrancar este campeonato.

Poco sirvió que Leo Heras bateara de 4-3, incluidos par de jonrones y tres producidas, y José Juan Aguilar, de 4-4, colocándose además en posición de anotar.

Chad Gaudin, quien retiró sin problemas la novena, permitió sencillo de Brian Hernández para remolcar a Francisco Córdoba con la de la victoria. Fue su primer tropiezo para el estadunidense.

La victoria se la apuntó Joshua Corrales, último de cinco lanzadores.

Oportunidades las tuvieron los selváticos, sobre todo en la parte final del partido pero ese batazo a tierra de nadie, con corredores en posición de anotar no llegaron, con excepción de la novena pues aunque Sebastián Valle disparó el tercer jit de ese acto, pero no fue suficiente al ser puesto fuera en el pentágono Alan López con matemático tiro de Quincy Latimore, quien a la ofensiva igual fue factor determinante al batear jonrón de tres carreras.

En la décima, los Leones volvieron a tener otra oportunidad de conseguir su quinto registro, pero ni Jorge Flores ni Alex Liddi pudieron hacer algo quedándose dos corredores en las bases, sumando con ellos 12 melenudos los que quedaron en los senderos durante el partido, mientras que los de Bengala únicamente dejaron a cuatro.

Cinco días después, volvió a enfrentar a Yoanner Negrín y Marlon Arias, ambos acabando sin decisión, y permitiendo a cuatro anotaciones, aunque en el caso del cubano tras cinco episodios, dos más que el dominicano, que en el parque “Kukulcán Álamo” dio de comer de la mano a los melenudos al sujetarlos en el dos imparables, en siete episodios.

Negrín tuvo un arranque dominador. Permitió en el primer episodio, sencillo de Héctor Guerrero, el segundo en el orden, pero luego retiró en fila a los siguientes 12 que enfrentó, con doblete de Yordany Linares, que acabó por anotar con sencillo de Francisco Córdoba.

Los bengalíes volvieron a amenazar al serpentinero cubano al abrir la sexta con sendos sencillos, pero de una pincelada fue borrado todo al ejecutar Yucatán una triple matanza. Sin embargo, los Tigres se desquitaron en la séptima luego de que Latimore disparó su primer jonrón de la temporada y en qué momento, pues lo hizo con Frank Díaz y Yordany Linares a bordo.

Desde el segundo episodio, los selváticos consiguieron hacer daño a Arias con par de registros, remolcados por sendos sencillos de Heras y Aguilar, que acabaron por ser los más efectivos con la majagua. Y es que Heras, en sus dos siguientes turnos, en la cuarta y sexta, desapareció la pelota para ser su sexto y séptimo jonrones.

Por su lado, Aguilar no sólo estuvo claro de la vista -ligó cuatro sencillos-, sino también dio una muestra de agresividad y rapidez. Se estafó cinco bases, pero de poco sirvió. Se quedó suspirando por el imparable que lo envíe al pentágono al menos una vez.

De hecho, en la sexta, Aguilar se robó hasta la tercera colchoneta cuando sólo había un aut, pero todo acabó al ser dominado el italiano Alex Liddi. A diferencia, de Aguilar, quien le seguía en el lineup, Walter Ibarra acabó con empacho de tanto chocolate. Sorbió cuatro.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name