17 de Agosto de 2019

Deportes

Leones se queda con la serie al derrotar a Algodoneros

En un partido donde el pitcheo brilló por su ausencia, Yucatán derrotó a Unión Laguna, en un encuentro de volteretas que al final se inclinó a favor de los selváticos

Prácticamente todos los selváticos batearon al menos un imparable. (Leones de Yucatán)
Prácticamente todos los selváticos batearon al menos un imparable. (Leones de Yucatán)
Compartir en Facebook Leones se queda con la serie al derrotar a AlgodonerosCompartir en Twiiter Leones se queda con la serie al derrotar a Algodoneros

Wiliam Sierra/Mérida
Su majestad el pitcheo, se tomó el día, en vez de ello, hubo fuegos artificiales que iluminaron el parque “Kukulcán Álamo”, donde Leones de Yucatán desató una salva de 15 inatrapables, incluido cuadrangular con el lunetario repleto de Jonathan Jones para caer a palos a Algodoneros de Unión Laguna, 19-6, asegurando la serie.

Qué mejor referente de que anoche no hubo control que se empató el record de más bases recibidas por dos equipos, en un partido de nueve entradas, al llegar a 23 pasaportes, 13 de ellos recibidos por los melenudos. La última vez que se dio esta marca fue en el 2000 e irónicamente también estuvo Unión Laguna jugando ante Puebla.

Para aquellos aficionados que disfrutan de bateo, ese que trae alto carreraje, anoche tuvieron a manos llenas, siendo el partido sentenciado por los selváticos con tres jugosos racimos de cuatro anotaciones en la segunda, siete en la cuarta y cuatro en la séptima, ésta última tras el grand slam de Jones, quien anteanoche igual se llevó la barda para su séptimo bambinazo.

En la octava, las fieras anotaron tres veces y con un registro en la sexta, completaron la paliza. La victoria fue para Christian Prado (2-1), tercero de siete lanzadores, y el revés lo sufrió el dominicano Yohan Flande (0-1), a quien siguieron cuatro serpentineros.

Jones fue junto con Sebastián Valle, que bateó de 4-2, ambos biangulares, los verdugos de los Algodoneros, ambos remolcando a cinco registros.

Otro que igual estuvo bien con el madero fue Luis Felipe Juárez teniendo un buen retorno al lineup. Conectó de 4-3, incluido par de dobletes.

Prácticamente todos los selváticos batearon al menos un imparable, salvo el italiano Alex Liddi, que se fue de 3-0, aunque éste remolcó par de carreras, y el estadounidense Xavier Scrugss, que sigue batallando en esta su incursión en la Liga Mexicana. Apenas lleva un jit en nueve oportunidades.

El juego fue sentenciado en la cuarta con el ataque de siete anotaciones, cuya mecha fue prendida por Leo Heras, que con la casa llena sorprendió tocando la pelota. No sólo llegó a salvo sino que hizo que Flande lance mal a la inicial abriendo las puerta a par de registros.

José Samayoa no tuvo el retorno que hubiera esperado, luego de 20 días de ausencia, teniendo una abreviada salida de apenas dos entradas y un tercio, apenas la segunda más corta de esta temporada, después de la que tuvo ante los Acereros de Monclova, el 10 de mayo.

En esa ocasión, Samayoa fue expulsado a palos –le pegaron nueve jits y seis carreras- y ahora fue víctima de su descontrol. Tras retirar en orden los dos primeros actos, y con una ventaja de cuatro anotaciones que le habían dado sus compañeros, parecía que podría enfilarse a esa victoria tanto negada. Pues bien, ese segundo éxito tendrá que seguir esperando.

El derecho, que no abría desde hace 20 días, perdió la brújula, en la tercera. Sólo le pegaron dos inatrapables, pero a cambio firmó cuatro pasaportes, tres de ellos consecutivos y le anotaron seis veces. Fue algo pocas veces visto de un Samayoa.

De hecho, tres de esos seis registros entraron por la vía del “caballito”, dos a la contabilidad de Samayoa, y otra a la contabilidad de su sustituto Julián Arballo, que firmó par de pasaportes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name