Duración de las misas se reducirá “lo más posible” para cuidar la salud de los feligreses

El subsecretario de Desarrollo Social y Asuntos Religiosos del Gobierno del Estado afirmó que no se ha definido cuánto tiempo durarán los servicios religiosos

|
Buscan establecer junto con los jerarcas eclesiásticos la logística para acceder a los centros. (Archivo/Novedades Yucatán)
Buscan establecer junto con los jerarcas eclesiásticos la logística para acceder a los centros. (Archivo/Novedades Yucatán)

MÉRIDA, Yucatán.- La reactivación de los servicios religiosos en Yucatán, a partir del martes 15 de septiembre, será con la asistencia al 30 por ciento de la capacidad de cada recinto, y la duración de sus ceremonias se reducirá “lo más posible”, declaró ayer el subsecretario de Desarrollo Social y Asuntos Religiosos del Gobierno del Estado, Víctor Hugo Lozano Poveda.

Tras seis meses de permanecer cerrados a consecuencia de la pandemia del coronavirus, los centros religiosos podrán operar de lunes a domingo a partir de la próxima semana, en tanto que aún se define el número de servicios que podrán oficiar por día y los horarios para evitar la concentración de feligreses en los accesos y en las retiradas.

“Estamos tratando de que se abrevien (los servicios religiosos) lo más posible los tiempos y los espacios porque es inviable que podamos permanecer tanto tiempo con concentraciones de personas, aún cuidando la sana distancia, es momento en el que debemos privilegiar la salud y en este sentido estamos logrando las expresiones religiosas. Específicamente un tiempo de duración aún no lo definimos, estamos trabajando”.

En este contexto hay que recordar que en la Iglesia Católica la duración de las misas es de una hora, en tanto que en las iglesias evangélicas los cultos duran dos horas y media en promedio.

Víctor Hugo Lozano explicó que en coordinación con la Secretaría de Salud estatal y con la Secretaría de Planeación están integrando el protocolo de reapertura de los centros religiosos, para acceder habrá filtros sanitizantes, sana distancia, y los horarios en los que se realizarán los actos religiosos.

“Vamos muy avanzados en que sea una capacidad del 30 por ciento porque así como hay centros religiosos como la Santa Iglesia Catedral que tiene un aforo para dos mil personas, así hay algunos que tienen aforo para cien personas e incluso hasta un poco más pequeños en algunas comunidades del estado, debemos de cuidar mucho sobre todo en el cumplimiento de la sana distancia y en los filtros de acceso a los centros religiosos, que haya la higiene de manos, que utilicen cubrebocas, que son los aspectos principales y genéricos”.

En este contexto, el funcionario estatal agregó que “lo que estamos definiendo es que todas las iglesias de las diversas religiones que se encuentran establecidas en el estado, con registro, puedan tener las mejores condiciones para tener el acceso de los creyentes que puedan acudirá a sus centros religiosos, en ese sentido, el gobernador Mauricio Vila Dosal ha determinado que de lunes a domingo puedan prestar estos servicios y lo que estamos haciendo en este momento es tener acercamiento y visitas a los diversos centros religiosos, católicos, evangélicos y a las diversas expresiones que se encuentran en el territorio”.