Noche Blanca, Mérida Fest y el Carnaval, en riesgo por recorte presupuestal a Yucatán

Ante el recorte previsto en el Presupuesto Federal 2021, el Ayuntamiento de Mérida analiza suspender varios eventos culturales

|
Las festividades a “Momo” podrían no realizarse en 2021. (Novedades Yucatán)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

MÉRIDA, Yucatán.- El tradicional Carnaval de Mérida, entre otros programas culturales, podría suspenderse el próximo año debido al recorte previsto en el Presupuesto Federal 2021.

El alcalde de Mérida, Renán Barrera Concha, informó que está en análisis la suspensión de programas culturales como la Noche Blanca, Mérida Fest e incluso el carnaval 2021, debido al recorte presupuestal de más de mil 800 millones de pesos a Yucatán el próximo año, que también afectará a los municipios

“Sabemos que cualquier recorte presupuestal en estos momentos es una afectación directa en el desarrollo de la ciudad. Por esta razón también como Ayuntamiento debemos priorizar nuestro gasto, así como de los ejes fundamentales del plan de desarrollo”, explicó el primer edil.

Agregó que ya se analiza el impacto en las finanzas municipales para estar en condiciones de presentar una ley de ingresos y presupuesto de egresos acorde a las condiciones actuales.

“Las prioridades para el Ayuntamiento son tres: activación económica, salud y por supuesto servicio públicos municipales. Todo ello se logrará con apoyo del Gobierno del Estado, por lo que estaré en platicas con el Gobernador para hacer unos ejercicios para realizar programas conjuntos que hemos llevado en estos dos años de administración”, explicó.

Seguirán los recortes

Sin embargo, dijo, estarán realizando recortes, como se viene haciendo desde marzo, ya que se ha suspendido lo que no es indispensable, y al mismo tiempo se analizan los programas que no se ejercerán el próximo año, y espera que la próxima semana ya se tenga el dato del monto.

“Estamos analizando las actividades que no llevaremos a cabo y por supuesto el Cabildo deberá autorizar el presupuesto del próximo año; nuestras energías están en los rubros de salud, activación económica y servicios públicos. El 2020 fue un año atípico y sin duda 2021 no será la excepción”, comentó el alcalde.

Precisó que todo se da en efecto cascada, ya que primero la Federación manda el presupuesto; el estado adapta el suyo al que se envía, y de ahí el municipio, después analizarlos, hace el ajuste.

Cargando siguiente noticia