Yucatán: Les cae un día 'extra' a albañiles por apertura a la 'nueva normalidad'

Se permitirá incrementar la ocupación laboral de alarifes, que actualmente oscila entre un 65 y 70 por ciento en las diferentes obras públicas y privadas.

|
Se estima que para noviembre y diciembre ya se pueda tener un porcentaje de ocupación laboral de más de un 90 por ciento. (Foto de archivo/SIPSE)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

MÉRIDA.- Con el incremento de un día más de trabajo en el sector de la construcción desde ayer (sábado), el Sindicato de Alarifes de la CTM en Yucatán adelantó que los empleados podrán reflejar un aumento en su salario neto semanal, además de que se permitirá incrementar la ocupación laboral que actualmente oscila entre un 65 y 70 por ciento en las diferentes obras públicas y privadas.

El secretario general de este sindicato, Bernabé Chan Castañeda, destacó que poco a poco se normaliza el trabajo para los albañiles, lo que les brinda certeza laboral después de varios meses en los que no percibieron salario o solo tuvieron algunos apoyos, ya que trabajan al día y a destajo en las construcciones.

Aclaró que los patrones y contratistas de empleados mantienen todas las medidas de prevención e higiene ante la pandemia del coronavirus, lo que ha permitido que a la fecha se mantengan en ceros los contagios en las diferentes obras y eso se ha reflejado en que se puedan liberar más restricciones y ahora puedan laborar toda la semana.

“El que se haya incrementado un día de trabajo y se regrese a la semana normal se verá reflejado en el bolsillo de nuestros trabajadores, porque es un día más de salario en donde pueden sacar un dinero extra, eso es reconfortante para ellos”, señaló.

No obstante, indicó que el sector de la construcción atraviesa por algunas semanas difíciles derivado de las fuertes lluvias que dejaron a su paso la tormenta tropical “Gamma” y el huracán “Delta”, ya que eso ha ocasionado falta de materiales como el polvo, lo que atrasa el trabajo en las obras.

Compartió que los alarifes han trabajado conforme a la disponibilidad de los recursos y herramientas con las que se cuentan, ya que en este momento el problema real es la falta de polvos, pues los bancos de material en su mayoría están inundados y eso ha evitado que se pueda obtener el producto.

“Se ha sacado algunos niveles de polvo, pero no la cantidad que se requiere… a fin de cuentas esto va a redundar en el trabajo porque al laborar el sábado las ganancias se reflejarán en el bolsillo de los trabajadores, después de algunos meses en los que sólo laborábamos cinco días”, asentó.

Chan Castañeda destacó que cada vez se incrementa el número de alarifes que se emplea en las construcciones, en gran medida por las licitaciones de obras públicas que se estima inicien en breve y que “empuje” la economía para los últimos meses del año. En el caso del sindicato de la CTM, precisó que son alrededor de 8 mil personas trabajando.

'Nueva normalidad'

Debido a las medidas relacionadas con la "nueva normalidad" y para reducir el riesgo de contagio por coronavirus Covid-19, los albañiles de la entidad tuvieron que adaptarse al nuevo sistema de horario laboral de 7:00 horas a las 18:00 horas de lunes a viernes, hasta este fin de semana

Cargando siguiente noticia