|
Ahora se solicita que por familia sea una sola persona la que acuda a realizar las compras. (Foto: Victoria González Chablé)
Ahora se solicita que por familia sea una sola persona la que acuda a realizar las compras. (Foto: Victoria González Chablé)

MÉRIDA, Yuc.- Para acatar las medidas sanitarias ante la presencia de Covid-19 en Yucatán, el acceso a los mercados públicos de Mérida como “Lucas de Gálvez” y “San Benito” es controlado para evitar que ingrese un número grande de personas. 

Ahora se solicita que por familia sea una sola persona la que acuda a realizar las compras y se recomienda que los adultos de la tercera edad no acudan.

De esta manera, los 12 centros de abasto de Mérida y los 2 ubicados en las comisarías de Caucel y Cholul, limitan sus servicios al permanecer abiertos únicamente los locales que venden productos esenciales y aquellos que forman parte de la cadena de producción de los mismos.

 

En los puestos debe permanecer el número mínimo de vendedores. (Foto: Victoria González Chablé)

 

Además, en los puestos permanece el número mínimo de vendedores y éstos tienen que guardar una distancia de metro y medio con los clientes.

Los servicios que continúan en los mercados como el del Chembech, de la colonia Chuburná, entre otros, son la venta de víveres y productos de primera necesidad.

Los demás espacios que no se encuentren en este rubro deben permanecer cerrados.

 

El Ayuntamiento no permite la venta de algún producto en la vía pública. (Foto: Victoria González Chablé)

 

Como parte de las medidas de higiene, los locatarios cuentan con gel antibacterial, utilizan guantes y cubrebocas, material que les proporciona el Ayuntamiento.

Los locales que expenden comida permanecen abiertos y sólo ofrecen venta de mostrador, es decir para llevar, pues no se permite que los ciudadanos consuman los alimentos en el local.

Sin ambulantes

De igual manera, el Ayuntamiento de Mérida no permite la venta de algún producto en la vía pública, por lo que personal de la comuna, debidamente identificado, y de la Policía Municipal, tratándose del primer cuadro, supervisan que esta medida sea respetada.

Los estacionamientos públicos permanecerán abiertos durante la contingencia sanitaria.

 

Personal de la comuna y de la Policía Municipal supervisan que no haya ambulantaje. (Foto: Victoria González Chablé)