|
En la audiencia realizada en el Cetro de Justicia Oral de Mérida, el acusado se reservó el derecho de rendir su declaración sobre los hechos. (Novedades Yucatán)
En la audiencia realizada en el Cetro de Justicia Oral de Mérida, el acusado se reservó el derecho de rendir su declaración sobre los hechos. (Novedades Yucatán)

MÉRIDA, Yuc.- A unos días de que Roberto de Jesús “N”, de 22 años, fuera asesinado, descuartizado y desollado en un predio de la colonia Leandro Valle, al oriente de Mérida, este miércoles el presunto responsable Izael “N”  fue vinculado a proceso penal por el delito de homicidio calificado.

Luego de que en primera instancia se negó a la Fiscalía General del Estado la orden de aprehensión contra este sujeto, por fin este miércoles pudo formular la imputación ante el juez Primero de Control, Antonio Bonilla Castañeda.

En la audiencia realizada en el Cetro de Justicia Oral de Mérida, el acusado se reservó el derecho de rendir su declaración sobre los hechos, como lo hizo desde el inicio de la investigación y renunció a los plazos que otorga la ley para que se resuelva su situación jurídica.

Lee: Detienen a presunto autor de horrible crimen en la Leandro Valle

Por ello, se llevó a cabo el debate entre la defensa y los fiscales y al final el juez Bonilla Castañeda decretó el auto de vinculación por el delito de homicidio calificado.

El juez concedió un plazo de cuatro meses para el cierre de las investigaciones complementarias de este caso y decretó la medida cautelar de prisión preventiva por todo el tiempo que dure el proceso.

Hechos

En la causa penal, que es la 110/2020, se establece que los hechos ocurrieron en los últimos minutos del día 28 de junio, en el predio 219 de la calle 37 entre 4 y 6 de la colonia Leandro Valle, donde Izael “N” asesinó con un arma blanca a la víctima.

Después procedió a descuartizar y desollar el cuerpo del occiso, de modo que las partes más grandes: cabeza, brazos y piernas fueron encontrados en el pozo de un terreno baldío, ubicado frente al predio del imputado, y lo demás lo arrojó a una alcantarilla, ubicada en esa misma calle.

En el refrigerador del imputado se hallaron tres bolsas de carne humana fileteada que el acusado intentó vender entre los vecinos. No hay indicios de que el sujeto se haya comido parte de la víctima.

Con la identificación del principal sospechoso, se llevó a cabo una revisión en su domicilio, siempre en la colonia Leandro Valle, donde los peritos de la FGE encontraron evidencias de que fue el lugar de los hechos.