|
La CFE abastece a más de 18 millones de usuarios de cerca de 137 mil comunidades. (Archivo/Sipse)
La CFE abastece a más de 18 millones de usuarios de cerca de 137 mil comunidades. (Archivo/Sipse)

Nalleli Calderón/MÉRIDA
¿Te has puesto a pensar qué harías sin energía eléctrica? ¿Te adaptarías a vivir a oscuras? ¿Cuántas horas crees que podrías estar sin celular, sin mensajes de Whatsapp o servicio de internet?

En Yucatán, como en el resto del mundo, la dependencia a la electricidad se ha afianzado en los últimos años, debido al constante uso de tecnologías que requieren de esta energía, como son los celulares y las computadoras, así como un sinfín de aparatos domésticos, escolares y laborales.

En el país, este tipo de energía la produce una paraestatal desde hace más de 80 años: la Comisión Federal de Electricidad (CFE), creada en 1937 con la finalidad de generar, transmitir y distribuir energía eléctrica.

En la actualidad, la red eléctrica nacional cuenta con más de 738 mil kilómetros de líneas de transmisión y distribución, lo que equivale a más de 15 vueltas completas a la Tierra.

La CFE abastece a más de 18 millones de usuarios de cerca de 137 mil comunidades. Se estima que casi el 97 por ciento de la población utiliza la electricidad.

El consumo nacional de electricidad en 2018 fue de 289 teravatios/hora (TWh) y el pronóstico para 2024, según datos del Sistema Eléctrico Nacional, será de 365.3 teravatios/hora (TWh), lo que significará un aumento del 20 por ciento.

Y es que ante el incremento del uso de aparatos que requieren electricidad para la vida cotidiana y para el funcionamiento de las empresas, tan sólo en el primer semestre de 2019 los yucatecos pagaron a la CFE 771 millones 639 mil 874 pesos

De dicha cifra, el Gobierno estatal pagó, de enero a junio, 31 millones 277 mil 262 pesos, en tanto que el Gobierno municipal desembolsó en ese mismo lapso 15 millones 125 mil 812 pesos