Autora intelectual de feminicidio en Kanasín habría pagado 4 mil pesos por matar a madrastra

Procesan por femicidio a presuntos asesinos de mujer en Villas de Oriente

|
Lizbeth al parecer se enteró que la hoy occisa le era infiel a su padre, y pidió a Jesús que la matara. (Novedades Yucatán)
Lizbeth al parecer se enteró que la hoy occisa le era infiel a su padre, y pidió a Jesús que la matara. (Novedades Yucatán)

MÉRIDA, Yuc.- Por los delitos de feminicidio y robo calificado fueron imputados Lizbeth “N” y Jesús “N”, por el crimen de una mujer ocurrido el pasado 25 de agosto en un predio del fraccionamiento Villas de Oriente en Kanasín.

La ahora procesada es hija del hombre con quien la hoy occisa tenía una relación sentimental, y Jesús es un presunto “sicario” de la primera, quienes trabajaban juntos desde que vivían en Cancún.

Fue en el Juzgado Primero de Control del Segundo Distrito Judicial donde se impuso a la pareja la medida cautelar de prisión preventiva por todo el tiempo que dure el proceso, luego de que representantes de la Fiscalía formularon la imputación por los delitos mencionados.

El 25 de agosto pasado, Lizbeth “N” llegó al predio de su papá y la mujer de éste, en el fraccionamiento Villas de Oriente, y al entrar encontró muerta a la señora, por lo que pidió ayuda de las autoridades.

Aunque al principio no hubo personas detenidas, trascendió que posteriormente Lizbeth y Jesús fueron arrestados por delitos contra la salud, y salió a relucir que ella hace pocas semanas había regresado de Cancún, en donde se dedicaba al narcomenudeo, y vino también a Yucatán Jesús “N” su presunto sicario, y la esposa de éste.

Lizbeth al parecer se enteró que la hoy occisa le era infiel a su padre, y pidió a Jesús que la matara. 

Éste entabló amistad con ella y el 25 de agosto sostendrían relaciones en ese predio de Villas de Oriente, pero el sujeto la mató, y en complicidad con Lizbeth se apoderaron de diversos bienes de la difunta, con valor de 11 mil 212 pesos, de acuerdo con la investigación.

Asimismo, se supo que Lizbeth ofreció a su sicario el pago de 4 mil pesos por asesinarla.

Tras conocerse todos los datos, se imputó a la pareja por el delito de feminicidio, explicándose que en el caso de Jesús, fue por razones de género, ya que tuvo con ella una relación afectiva y de confianza.

Los fiscales solicitaron la vinculación a proceso de la pareja, pero los imputados y su defensa se acogieron a la duplicidad del término constitucional, y la jueza de Control fijó el día 4 de septiembre a las 10:30 la continuación de la audiencia inicial en la que resolverá la situación jurídica de los imputados.

Por último, la jueza impuso la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa por todo el tiempo que dure el proceso penal.