Yucatán es el estado con más bordadoras de todo México

Admira esta artesanía a través de recorrido virtual por Gran Museo del Mundo Maya

|
La belleza del terno yucateco. (Foto de Isaac Nic Yah)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

MÉRIDA, Yuc.- En los 106 municipios que tiene Yucatán, suman más de 100 mil bordadoras, lo que lo constituye como el Estado del país con el mayor número de personas dedicadas a esta actividad.  

Esto fue dado a conocer por la guía del Gran Museo del Mundo Maya, Lupita Aké, en una charla sobre el bordado y el terno tradicional yucateco que de manera  virtual ofrece para quienes quieren conocer las riquezas que alberga dicho recinto sin salir de casa.

Durante el recorrido por las vitrinas del Museo, ahora cerrado por la pandemia de Covid-19, Lupita explicó que cada Estado que compone la Península de Yucatán tiene un huipil característico y es posible diferenciarlos por el tipo de bordado.

El huipil de Yucatán se caracteriza por tener tres partes, el huipil, el jubón y el fustán.

 

El tradicional terno yucateco. (Foto: contexto Internet)

 

Mientras el huipil de Quintana Roo sólo tiene dos zonas con bordado y es muy similar al de Campeche. 

Cabe señalar que en los huipiles se bordan flores, pájaros y todo tipo de representaciones de la flora y fauna local.

Sin embargo, hay otro tipo de bordado llamado xmanicté, en el que sólo se plasman figuras geométricas y lo hace parecer una piel de serpiente de cascabel en cuanto las formas.

Hay que agregar que cuando se introdujo la máquina de coser en el siglo XIX, los bordados sobre los huipiles comenzaron a ser más grandes y más complejos.

 

Hoctún se caracteriza por ser el municipio donde más mujeres usan el huipil. (Foto: Ayuntamiento de Hoctún)

 

Un dato curioso es que en Yucatán hay un municipio donde todas las mujeres usan huipil, desde las niñas, las abuelitas y hasta las muñecas: se trata de Hoctún, cercano a Izamal.

Ahí el bordado es diferente a lo que se ve en toda la entidad y son enormes, abarcando casi toda la tela blanca del huipil. Además las niñas comienzan a bordar desde los 10 años.

Te dejamos este ameno recorrido para conocer las riquezas de la región: 

 





Cargando siguiente noticia