Combis de rutas foráneas tendrán que tener su propia terminal para no ocupar calles del Centro de Mérida

Conoce el Plan de Mejora a la Movilidad Urbana para el Centro Histórico de Mérida

|
Cada ruta foránea deberá disponer de una terminal en caso de que su destino sea el Centro de la ciudad. (Novedades Yucatán)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

MÉRIDA, Yuc.- Este lunes el Gobierno del Estado, el Ayuntamiento de Mérida y actores e instituciones que intervienen en el Centro de la ciudad firmaron el Plan de Mejora a la Movilidad Urbana para el Centro Histórico de Mérida, el cual se encuentra contemplado en el Acuerdo de Reapertura Económica Segura de Yucatán.

El objetivo de esta estrategia es reducir aglomeraciones y mejorar la movilidad a través de un ordenamiento que permita la sana convivencia.

Lo anterior se realizará mediante acciones como disminuir la concentración de usuarios en paraderos de transporte público; incrementar la capacidad de las vialidades con un ajuste en el recorrido de las rutas de transporte público y aumentar el espacio público para los peatones.

Será a partir de este martes 1 de septiembre que comenzará la difusión de la información correspondiente y en las noches se realizarán los trabajos de señalización, a fin de que el 13 de septiembre se ponga en marcha este Plan.

Paraderos

Para disminuir la concentración de usuarios en paraderos de transporte público se separarán las maniobras de ascenso y descenso de pasajeros. 

Los ascensos se llevarán a cabo en las calles con sentido de circulación del Centro al Barrio y los descensos en aquéllas en dirección del Barrio al Centro

Cada ruta tendrá asignado un sector distinto según se trate de maniobras para ascensos o descensos de pasajeros de conformidad con el trazo de su concesión el cuadrante por donde accedan al Centro y la cantidad de unidades autorizadas para operar.

Las operaciones para el ascenso y descenso de pasajeros se realizarán en los espacios señalados para tal fin durante el lapso más breve posible tanto por parte de los usuarios y los operadores de las unidades de tal manera a garantizar la continuidad de la circulación.

Transporte foráneo

Cada ruta deberá disponer de una terminal en caso de que su destino sea el Centro de la ciudad. Queda restringido el uso de las calles ubicadas dentro del perímetro de actuación para operar como bases o terminales.

Se dispondrá de espacios establecidos fuera del perímetro del Centro de la ciudad para realizar el último ascenso o el primer ascenso después de la salida de la terminal de cada ruta.

Las unidades podrán acceder a su terminal en caso de que esta se ubica dentro del perímetro de actuación en tanto las maniobras de ascensos y descensos al interior quedan restringidas.

Ajuste en recorridos

Para incrementar la capacidad de las vialidades habrá un ajuste en el recorrido de las rutas de transporte público y ahora se eliminarán los traslapes entre las rutas provenientes de diversos sectores del Centro de Mérida. 

Con ello, se reduce la concentración de unidades y se eliminan las filas que se forman por las operaciones de ascenso, descenso y las detenciones de ajuste en la operación.

Los recorridos de las rutas serán adecuados para garantizar los cierres de circuito que generalmente se realiza al interior de la Zona Centro de tal manera que se realicen en los límites del perímetro de intervención. 

Los recorridos de las rutas serán adecuados de tal manera a garantizar la interconexión de los servicios entre los cuadrantes norte-sur y oriente poniente aminorando en la medida de los posible las distancias de caminata para realizar trasbordos y llegar a los principales polos de generación y atracción de viajes localizados en la Zona Centro.

Más espacio para peatones

En las vialidades que concentran mayor cantidad de servicios y actividades comerciales se incrementará el espacio para la circulación peatonal y para la formación de filas al exterior de los inmuebles mediante la ampliación de la banqueta hacia el arroyo de la circulación vehicular.

Se colocarán dispositivos y delimitantes especiales para garantizar la seguridad de los peatones en las calles que sean ampliadas.

En las vialidades de mayor interacción y concentración de personas se limitará la circulación sólo a los peatones.

Se habilitarán espacios para las maniobras de suministro, carga y descarga de mercancías en horarios establecidos y las calles que así lo requieran permitiendo estas maniobras sin afectar la continuidad de la circulación.

Se habilitarán ejes viales para la movilidad motorizada (automóviles, motos) de tal manera a garantizar la continuidad de los flujos vehiculares que requieran cruzar por la Zona Centro.

Mesa de evaluación

Se integrará una mesa técnica de evaluación para que le dé seguimiento puntual a estas medidas. La primera evaluación se realizará en un periodo de 3 meses.

Cargando siguiente noticia