|
Los hechos ocurrieron en una obra en construcción que se encuentra en la calle 27 entre 20 y 22 de la García Ginerés. (Archivo/Sipse)
Los hechos ocurrieron en una obra en construcción que se encuentra en la calle 27 entre 20 y 22 de la García Ginerés. (Archivo/Sipse)

MÉRIDA, Yuc.- En un procedimiento abreviado, René “N” fue sentenciado a 10 años de prisión, tras declararse culpable de asesinar a su compañero de parranda Eduardo “N”, cuando la noche del 1 de mayo del 2018 ingerían bebidas embriagantes en una obra en construcción, ubicada en la colonia García Ginerés de Mérida.

La salida alternativa fue autorizada por la jueza Primero de Control de Mérida, Blanca Bonilla González, luego de que el acusado llegó a un acuerdo con los fiscales sobre que a cambio de declararse culpable, recibiría una condena baja.

Por ello, la jueza lo halló culpable del delito de homicidio simple y lo sentenció a 10 años de prisión y al pago de la reparación del daño.

Hechos

En su exposición, los fiscales señalaron que el ahora acusado y el velador ingerían bebidas embriagantes en una obra en construcción, que se encuentra en la calle 27 entre 20 y 22 de la García Ginerés. 

Tras una fuerte discusión comenzaron los golpes y René aprovechó que la víctima cayó al suelo, para literalmente “machacarle” la cabeza con una piedra.

Tras lo ocurrido, el inculpado se retiró del lugar y se trasladó a su casa en Kanasín.

Sin embargo, en el camino su actitud sospechosa generó que agentes de la Policía Estatal de Investigación (PEI) lo interrogaran y revisaran, hallándole varias dosis de marihuana, por lo que fue arrestado.

El sujeto fue presentado ante la jueza Primero de Control de Kanasín, Marissa Polanco Sabido, quien le impuso la medida cautelar de localizador electrónico y la prohibición de salir del Estado.

Lo anterior por el delito de narcomenudeo, no obstante, al término de la audiencia fue detenido por agentes de la PEI, ahora en cumplimiento de una orden de aprehensión por el delito de homicidio calificado y ya fue sentenciado.