|
El occiso fue identificado como Manuel “N”, alias Bacalao, de 30 años. (Archivo/Sipse)
El occiso fue identificado como Manuel “N”, alias Bacalao, de 30 años. (Archivo/Sipse)

MÉRIDA, Yuc.- Un ayudante de albañil, que se quedó sin trabajo porque la contingencia por el Covid-19 detuvo la obra en la que trabajaba en Sisal, regresó a su natal Catmis sólo para quitarse la vida, ahorcándose la madrugada de este viernes en un árbol del patio de la casa de sus padres.

El occiso fue identificado como Manuel “N”, alias Bacalao, de 30 años de edad, quien trabajaba como ayudante de albañil en una obra en construcción en Sisal, la cual fue paralizada por la contingencia del Covid-19 en la entidad para evitar la propagación del virus.

El alarife regresó con sus padres al rancho “Yaxché”, ubicado en Catmis, comisaría de Tzucacab. 

El padre señaló al Ministerio Público que la última ocasión que vio con vida a su hijo fue en la cena, poco antes de las 9 de la noche del jueves, pues luego Manuel se retiró a dormir a un tinglado ubicado en la parte posterior de la casa.

Sin embargo, alrededor de la 1:30 de la madrugada de este viernes, el padre fue a ver a su hijo, porque lo notó deprimido, y lo encontró ahorcado en un árbol de huaya en el patio.

El padre descolgó a su hijo y solicitó los servicios de emergencia, pero los paramédicos sólo pudieron comprobar que el sujeto estaba muerto.

Personal del Ministerio Público y Servicios Periciales de la Fiscalía General del Estado se presentó a efectuar el levantamiento del cadáver.