Mérida: Carencia alimentaria en aumento por pandemia y huracanes

El Banco de Alimentos de Mérida, un aliado para las poblaciones vulnerables

|
El hambre continúa como uno de los problemas más severos, pero tiene solución con acciones como las que el Banco de Alimentos realiza en el Estado. (Foto: Banco de Alimentos de Mérida)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

MÉRIDA, Yuc.- A 24 años de haber iniciado operaciones, el Banco de Alimentos de Mérida ha atendido este año a 27 mil 269 personas en Mérida y 128 comunidades, cada mes y de forma constante. 

Asimismo, la meta para el 2021 es superar los 30 mil beneficiarios, con lo que se ayudaría a reducir la carencia alimentaria en Yucatán. 

Al rendir su informe de labores, bajo estrictas medidas de prevención e higiene ante el coronavirus Covid-19, José Trinidad Molina Casares, presidente del Consejo del Banco de Alimentos, destacó que si bien el 2020 ha sido un año difícil ante las adversidades ocasionadas por la pandemia, no se ha bajado la guardia para continuar atendiendo a miles de familias. 

Por eso, indicó, mensualmente se entregan alimentos a más de 27 mil personas en Mérida, Kanasín y otros 24 municipios, que se reflejan en 128 comunidades (65 rurales y 63 urbanas). 

En total, precisó, se atiende a seis mil 350 familias y a 43 instituciones. 

En el marco del Día Mundial de la Alimentación, que se celebró este viernes, comentó que el hambre continúa como uno de los problemas más severos que enfrenta la humanidad, pero tiene solución con acciones como las que el Banco de Alimentos realiza en el Estado. 

Carencia alimentaria en aumento por Covid-19

Indicó que, de acuerdo con los últimos datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) en 2018, en Yucatán existían alrededor de 428 mil personas sin acceso a la alimentación y se encontraban en situación de carencia alimentaria, cifra que, consideró, podría ir en incremento ante la pandemia del Covid-19. 

“La labor no ha sido fácil. Además del gran problema de salud al que nos enfrentamos, ha habido mucha necesidad económica, muchas personas han perdido su empleo, aunado a las tormentas y huracanes que han expuesto la carencia alimentaria que, lamentablemente, va en aumento”, asentó. 

Molina Casares destacó que, por ese motivo, en el Banco de Alimentos tuvieron que encontrar nuevas formas de trabajar, como la entrega reducida y por cita, explorar nuevas formas de hacer comunidad a distancia, supervisiones en línea, cumpliendo todas las recomendaciones sobre seguridad e higiene para la entrega y manejo de alimentos. 

Agradeció a las empresas y la sociedad civil su generosidad para apoyar a los beneficiarios, por lo que en lo que va de este año se han entregado 72 mil 707 paquetes, que con lo entregado a instituciones y el voluntariado suman un total de un millón 462 mil 228 kilos de alimento variado y nutritivo. 

Cargando siguiente noticia