|
Con tan sólo 18 años, este joven se quedó tras las rejas por intentar robar un comercio en Progreso. (Novedades Yucatán)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

MÉRIDA, Yuc.- Desde la colonia Emiliano Zapata Sur de Mérida viajó Luis “N” hasta el puerto de Progreso para cometer un robo, pero le salió mal y terminó arrestado por agentes policiacos pertenecientes al grupo Gerit, quienes lo pusieron a buen resguardo tras las rejas.

Este joven de 18 años de edad fue sorprendido cuando hacía de las suyas en un establecimiento comercial ubicado en el Centro de Progreso, por lo que se dio el aviso inmediato a las autoridades, arribando elementos del grupo mencionado, perteneciente a la Dirección de Seguridad Pública y Tránsito del puerto.

Los uniformados se hicieron cargo del joven delincuente, quien dio su nombre, indicó que vive en esa colonia del sur de Mérida, y luego se le trasladó a la cárcel municipal en espera de que la parte afectada interponga la denuncia correspondiente.

Imputados por robo con violencia en taquería

Por otra parte, por su presunta participación en un robo con violencia, la Fiscalía General del Estado (FGE) formuló la imputación a M.A.A.M., A.C.G., G.C.R.V. y V.C.Ch., denunciados después de los hechos ocurridos el pasado 19 de octubre en una taquería, ubicada en el fraccionamiento Residencial del Norte Chenkú de Mérida.

De acuerdo con la indagatoria realizada por los peritos de la Fiscalía, los hechos ocurrieron cuando los imputados llegaron al establecimiento comercial, donde haciendo uso de la violencia física, moral y psicológica, presuntamente se apoderaron de dinero en efectivo y otros bienes, para después intentar darse a la fuga.

Sin embargo, fueron detenidos y turnados a la Fiscalía, donde se integró la carpeta correspondiente, misma que derivó en la causa penal 165/2020.

Durante la audiencia realizada en el Centro de Justicia Oral de Mérida, los fiscales adscritos formularon la imputación del delito de robo calificado cometido con violencia y en pandilla, para después presentar los datos de prueba que obran en la carpeta de investigación y pedir la vinculación a proceso de los imputados, quienes solicitaron la ampliación del término legal para definir su situación jurídica, por lo que la jueza Segunda de Control del Primer Distrito Judicial, estableció que la audiencia continúe este lunes 26 de octubre.

Antes de concluir, los fiscales adscritos expusieron los motivos para solicitar la medida cautelar de prisión preventiva justificada, misma que fue concedida por la jueza de Control por un año, tiempo durante el cual se continuará con las diligencias.

Cargando siguiente noticia