21 de Octubre de 2019

Tecnología y Salud

Tener un perro reduce el riesgo de muerte ante ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares

Científicos de Suecia comprueban beneficios de tener una mascota

El riesgo de muerte de quienes fueron hospitalizados por problemas del corazón y viven solo con su perro disminuye un 33 por ciento. (Foto: contexto Internet)
El riesgo de muerte de quienes fueron hospitalizados por problemas del corazón y viven solo con su perro disminuye un 33 por ciento. (Foto: contexto Internet)
Compartir en Facebook Tener un perro reduce el riesgo de muerte ante ataques cardíacos y accidentes cerebrovascularesCompartir en Twiiter Tener un perro reduce el riesgo de muerte ante ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares

Novedades Yucatán/MÉRIDA
El aislamiento social es un factor de riesgo para la salud y ahora un estudio realizado en Suecia arrojó que aquellas personas que viven solas pero que tienen un perro reducen los riesgos de morir luego de un accidente cerebrovascular isquémico (ACV) o de un ataque cardíaco.

Esta información fue publicada este martes en la revista Circulation: Cardiovascular Quality and Outcomes.

Además, un segundo estudio, basado en 3.8 millones de personas, analizó información de 10 investigaciones previas y comprobó que los propietarios de canes reducen el riesgo de muerte 24 por ciento por cualquier causa.

"Tener un perro está asociado con el aumento del ejercicio físico, menores niveles de presión arterial y un mejor perfil de colesterol", explicó por su parte Caroline Kramer, endocrinóloga y científica clínica del Hospital Monte Sinaí de la Universidad de Toronto. 

En cuanto a la investigación sueca, los especialistas relacionaron datos del Registro Nacional de Pacientes Suecos, que contiene información de personas de entre 40 y 85 años que sufrieron un accidente cerebrovascular isquémico (ACV) o de un ataque cardíaco.

 

La compañía animal favorece la salud humana. (Foto: contexto Internet)

 

El resultado fue que el 5.7 por ciento de los 181.696 pacientes que habían sufrido un ataque cardíaco tenían un perro, mientras que el 4.8 por ciento de las 154.617 que había padecido un ACV también vivía con esa mascota.

Al comparar estas cifras con las personas que no tenían perro, los científicos comprobaron que el riesgo de muerte de quienes fueron hospitalizados por problemas del corazón y vivían solo con el animal caía un 33 por ciento; mientras que entre quienes también tenían pareja o niños, el riesgo descendía 15 por ciento.

En el caso del ACV, la baja de las posibilidades de muerte era de 27 por ciento y 12 por ciento, respectivamente.

"Sabemos que el aislamiento social es un factor de riesgo fuerte para peores resultados de salud y muerte prematura. Estudios previos han indicado que los dueños de perros experimentan menos aislamiento social y tienen más interacción con otras personas", explicó Tove Fall, profesor de epidemiología molecular de la Universidad Uppsala (Suecia) y coautor de la investigación.

En ese sentido, agregó que "tener un perro es una buena motivación para la actividad física, que es un factor importante en la rehabilitación y la salud mental".

(Con información de RT Noticias)

 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name