Residencia El Pinar es abierta al público en Mérida

Por medio de recorridos privados se puede conocer la hermosa mansión

|
La residencia El Pinar fue construida en 1915. (Novedades Yucatán)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Novedades Yucatán/MÉRIDA
Una emblemática residencia que se ubica en la calle 60 norte, a unos 100 metros del Paseo de Montejo y frente a varios hoteles como El Hyatt o Fiesta Americana, ahora abrió sus puertas al público y muestra su majestuosidad por medio de recorridos privados.

Se trata de la mansión El Pinar, construida en 1915 y que por mucho tiempo estuvo abandonada hasta que fue rescatada por la familia Molina, que es su actual dueña.

 

El interior de la residencia. (Novedades Yucatán)

 

Por medio de recorridos privados que se ofrecen en la página de Internet elpinar.com.mx, los propietarios de la majestuosa casa dejan ver los detalles originales del inmueble, cuya construcción pertenece al periodo del Porfiriato y fue erigida siguiendo la tendencia del Renacimiento francés.

Según antiguas publicaciones, la residencia pertenecía a Humberto Peón y estuvo abandonada hasta que la adquirió Alberto Bulnes Guedea, quien la restauró.

Años después, el señor Bulnes le vendió la propiedad a José Trinidad Molina Castellanos, cuya esposa la habitaba hasta hace poco.

 

Por mucho tiempo estuvo abandonada y hoy tiene nueva vida. (Novedades Yucatán)

 

A principios del siglo XX, la casa comunicaba con el pueblo de Itzimná y fue una de las mansiones emblemáticas de los años dorados del comercio de henequén.

Como se recordará, Yucatán fue el primer exportador mundial de fibra de henequén, la cual se usó para producir cuerdas, cordones y sacos que utilizaba la industria agrícola de la época. 

Con las fortunas creadas a partir de su producción y exportación, los dueños de las plantaciones de henequén comenzaron a construir casas y mansiones grandiosas, utilizando diseños, muebles y materiales europeos.

 

Los salones conservan mobiliario antiguo. (Novedades Yucatán)

 

La mayoría de estas casas fueron construidas a lo largo de las principales avenidas de Mérida. 

Es así como El Pinar se convirtió en una de las mansiones más representativas y es una de las pocas que permanece prácticamente intacta hasta el día de hoy.

Cargando siguiente noticia