Yucatán: Ven cambios positivos en el Centro de Mérida

A tres días de haberse implementado el Plan de Mejora a la Movilidad Urbana, usuarios del transporte público y comerciantes ya perciben los beneficios de transitar con seguridad en esta nueva realidad

|
Usuarios del transporte público han comenzado a familiarizarse con los nuevos paraderos. (Novedades Yucatán)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

MÉRIDA, Yucatán.- El Centro Histórico de Mérida continúa ofreciendo, en el tercer día de haberse establecido el Plan de Mejora a la Movilidad Urbana, amplios espacios para caminar de forma ordenada, que permiten respetar las medidas sanitarias y proteger la salud de la gente que acude a realizar compras, así como comerciantes, prestadores de servicios y usuarios del transporte público, los cuales efectúan sus actividades sin mayores contratiempos.

En las nuevas zonas usuarios pudieron abordar y descender de las unidades de transporte público de forma ágil y en puntos diferentes para evitar amontonamientos, y al mismo tiempo contar con la correcta aplicación de las medidas sanitarias y con ello reducir los riesgos de contagio de coronavirus.

Con la apertura de negocios que se dedican a la venta de productos no esenciales en el Centro, incrementó la presencia de gente en las banquetas, y de pasajeros en el transporte público. Sin embargo, en los nuevos paraderos y las calles de este punto la jornada transcurrió de forma regular y dinámica gracias a la reubicación de puntos de ascenso y descenso.

Gracias a esta nueva medida, la ciudadanía pudo circular por calles más despejadas, y los usuarios del transporte han comenzado a familiarizarse con la ubicación de los nuevos puntos de ascenso y descenso, por lo que sus trayectos se agilizan y pueden llegar a sus destinos de forma más segura y con menores riesgos.

Comerciantes y trabajadores de negocios de esta área de la capital señalan que afuera de sus establecimientos ya no hay aglomeraciones y la circulación de peatones es más fluida, lo que permite que compradores y visitantes puedan acceder a los establecimientos sin exponerse a contagios de coronavirus.

Para Kelvin Jair Pérez Vargas, trabajador de un local que vende artículos de piel en el bazar de artesanías García Rejón, esto ha significado ajustes para todos los que laboran y caminan por esa zona, y que los cambios han sido notables.

“Acá en el centro ya no hay aglomeraciones como antes, y es importante que todos contribuyamos para reducir los riesgos de contagio porque así nos protegemos. Por los cambios y la reubicación de paraderos, ya no se acumula la gente afuera de los negocios, así que puede entrar a realizar sus compras más fácilmente”, expresó Kelvin Jair.

Por otro lado, Fernando Durán Montero, propietario de una zapatería en el mismo mercado, dijo que tiene confianza en que las nuevas medidas brinden mejores espacios para que la gente llegue a los comercios, siempre dando prioridad al bienestar de las personas, porque “primero está la salud que el dinero”.

Detalló que luego del inicio de este plan, los cambios se hicieron notar rápidamente ya que las filas de gente que esperaba abordar los camiones y camionetas de transporte a las afueras de su negocio “literalmente desaparecieron y las calles están más limpias y amplias. Ahora que las aglomeraciones son más reducidas y con las nuevas zonas de ascenso y descenso, poco a poco vamos a continuar mejorando esta situación de la pandemia”.

Cargando siguiente noticia