Convocan a ciudadanos a ser vigilantes de las aves en zonas urbanas

Una organización busca evitar más ataques a ejemplares
|
con la “lejanía” de los ciudadanos en las calles, las especies de aves se han “acercado”. (Foto de contexto/elnorte.com)
con la “lejanía” de los ciudadanos en las calles, las especies de aves se han “acercado”. (Foto de contexto/elnorte.com)

MÉRIDA, Yucatán.- La agrupación Proyecto Santa María invitó a todos los ciudadanos de Mérida y sus comisarías a que observen la presencia de loros, con el fin de conformar un comité de vigilancia vecinal a favor de proteger dichas aves.

En sus redes sociales anunciaron que están realizando un proyecto en donde quieren integrar a la sociedad; en la invitación cuestionan a los ciudadanos sobre si algunos está interesado en la protección y conservación de los loros; si quienes deseen apoyar son de la ciudad de Mérida o alguna de sus comisarías pueden paticipar.

De igual manera indican en el anuncio que las personas que estén interesadas si han visto algún en las casas o algún parque algún loro, con el objetivo de que pueden resguardarlos en donde se ubiquen.

Esto como parte del plan de protección de aves que en los últimos días algunas especies han sido atacadas, como el tucán que fue baleado y una lechuza de campanario que fue atacada por algunas personas al creer que representan según algunas creencias un mal presagio.

“Recibimos un reporte de la agresión de una lechuza de campanario (en la hacienda Subincancab del municipio de Timucuy, Yucatán, que fue agredida con piedras y al ver el lugar donde cayó un grupo de habitantes la mojaron con “agua bendita” para protegerse y proteger a su comunidad. El miedo e incertidumbre ante el escenario actual por la emergencia sanitaria, y el estrés que se vive intensifican este tipo de conductas que más allá de la maldad reflejan un tema cultural y de “autoprotección “, creencias que por generaciones se han arrastrado.”, expresan en sus redes sociales.

De igual manera explican que afortunadamente jóvenes de la misma comunidad, con más apertura y con una cultura en favor de la conservación rescataron y pidieron ayuda, la cual se les prestó previo aviso a las autoridades ambientales por tratarse de un ejemplar de vida silvestre.

La agrupación en sus redes sociales anunció que habían capturado a la persona que le disparó al tucán, el cual resultó ser un trampero de aves de la comisaría de Dzityá del Municipio de Mérida, a quien se le encontraron muchas trampas para aves, las cuales él dijo fabricar. “Desafortunadamente tuvo tiempo de sacar las aves que tenía en su poder, al saber el descontento social en redes sociales”, dijo la agrupación.