15 de Septiembre de 2019

Mérida

Gobierno e inmobiliarias van al rescate de las casas abandonadas

Trabajan para encontrar estrategias para recuperar unas 20 mil viviendas

En Kanasín y Umán hay fraccionamientos sin municipalizar. (Novedades Yucatán)
En Kanasín y Umán hay fraccionamientos sin municipalizar. (Novedades Yucatán)
Compartir en Facebook Gobierno e inmobiliarias van al rescate de las casas abandonadasCompartir en Twiiter Gobierno e inmobiliarias van al rescate de las casas abandonadas

Guadalupe Adrián/Mérida
Empresarios inmobiliarios trabajan coordinadamente con el Gobierno del Estado para buscar estrategias con el fin de rescatar más de 20 mil casas que están abandonadas en Yucatán, lo que representa aproximadamente 10 mil millones de pesos invertidos.

“En el país el número de casas abandonadas asciende a cinco millones, por lo que la economía del sector inmobiliario se ve afectada por este tema”, aseguró el presidente nacional de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), Pablo Vázquez Rodríguez.

Explicó que la asociación trabaja de manera coordinada con las autoridades de cada entidad, y con las federales, a fin de buscar estrategias que les permitan recuperar los inmuebles que estén en buenas condiciones y que puedan ser comercializados.

Vázquez Rodríguez dijo que todos los mexicanos buscan seguridad, por lo que Mérida es ahora la mejor ciudad para vivir en toda la República lo que se debe aprovechar para recuperar y ofertar estas viviendas.

“Mérida es una amplia ventana de oportunidades para el crecimiento del sector inmobiliario, ya que cuenta con las condiciones idóneas de seguridad, tranquilidad y potencialización económica, pero debe existir un proyecto de reordenamiento que redunde en el crecimiento homogéneo de la ciudad, al igual que de todas las ciudades del país”, indicó.

Además del rescate de las casas que se encuentran en buenas condiciones y con todos los servicios, los empresarios quieren que se establezca un plan para regular los permisos de construcciones, con el fin de tener certeza jurídica y para que la rehabilitación de las viviendas sea mínima.

El presidente del AMPI aseguró que el objetivo de esta asociación es proteger la propiedad privada y ofrecer certeza jurídica en todas las operaciones inmobiliarias de compradores y propietarios.

Algunas de las zonas en riesgo por lotes “mal vendidos” son Temozón Norte y Kanasín. En este último municipio conurbado con Mérida hay un elevado número de fraccionamientos sin municipalizar y sin servicios mínimos.

Otro ejemplo es Umán, donde ya hay numerosas casas abandonadas, debido a que no cuentan con la municipalización y servicios, por lo que los dueños prefieren irse a otro lado y dejar las viviendas.

Ciudad Caucel también es un ejemplo del crecimiento desordenado, pues las rutas de autobuses no cubren toda la zona, faltan espacios verdes y no hay recolección efectiva de basura.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name