23 de Julio de 2019

Mérida

Renueva Yucatán el sabor del helado

Emergen en la ciudad negocios que ofrecen productos gourmet con sabor de pistache, nuez de macadamia o tan exótico como de frijol con puerco, cochinita y vino tinto

El mercado de los helados ha incrementado desde hace algunos años. (Novedades Yucatán)
El mercado de los helados ha incrementado desde hace algunos años. (Novedades Yucatán)
Compartir en Facebook Renueva Yucatán el sabor del heladoCompartir en Twiiter Renueva Yucatán el sabor del helado

Nalleli Calderón/Mérida
De los tradicionales helados a base de agua con mezclas de frutas de temporada, como coco y guanábana, pasando por aquellos de leche con fresa, chocolate, galleta y pay de queso hasta los gourmet con pistache, nuez de macadamia o los exóticos de frijol con puerco, cochinita y vino tinto, entre otros, son parte de la gran variedad de sabores que se pueden probar en las diversas heladerías que han emergido en la ciudad.

A pesar de que las heladerías de antaño continúan en el mercado como referentes de los sorbetes, parece que las nuevas generaciones y el mundo emprendedor revolucionan este comercio, pues además de buscar nuevas opciones de consumo también crean proyectos innovadores para ofrecer los sabores menos pensados.

En la actualidad, cada vez más personas buscan opciones diferentes y cada vez más exóticas, que muchas veces retan a su curiosidad, además de que como parte de las modas y la llegada de franquicias, cambian sus gustos.

El mercado de los helados ha incrementado desde hace algunos años, pues antes solo era posible encontrarlos con sabores de la fruta de temporada, por precios que además no rebasaban ni los diez pesos y se vendían en barquillas dulces, saladas o por medio o un litro.

Hoy es posible encontrar vasos de diversos tamaños y costos que, según el lugar donde se adquiera, la marca y el tipo de helado, pueden rondar desde los 45 hasta más de 100 pesos, sin que a muchas personas les interese el costo, con tal de probar y experimentar sabores únicos hechos con alimentos que pocos podrían imaginar.

Muestra de ello es el helado de cochinita pibil y frijol con puerco, que surgieron hace un tiempo y que innovaron el mercado al “alborotar” a miles de curiosos que corrieron en busca de probarlo y compartir en sus redes sociales, la experiencia.

Cabe destacar que en los últimos años, la gastronomía yucateca y en general la del país, han cambiado y modificado su aprovechamiento, pues ahora es fácil encontrar unas papa con sabor a chipotle, chile habanero, jalapeño u otras con sabor hamburguesa, así como también en las bebidas se incluyen mezclas de colores y sabores típicos de una región.

En un recorrido realizado por algunos comercios del giro, se observó que con las nuevas tendencias, las personas mayores son quienes en su mayoría optan por los helados tradicionales de agua con frutas, sobre todo de coco; sin embargo, hay quienes optan por el de mamey, elote y guanábana, como sus preferidos.

Por otro lado, los jóvenes y adultos de unos 40 años buscan experimentar y conocer sabores de helados que ahora se promocionan como artesanales, que además incluyen alimentos como achiote, frijol dulce, tocino caramelizado, golosinas de chamoy, gomitas, vino tinto, algodón de azúcar y mazapán, entre otros.

La utilización de diversos productos también ha ocasionado que el costo de los sorbetes se incremente de manera significativa, por mencionar un ejemplo, una bola de helado gourmet de pistache o nuez de macadamia puede costar 96 pesos, mientras que uno de coco se compra en 45 pesos.

Asimismo, algunos encargados de los comercios comentaron que este tipo de helados no son competencia, pues hay para todos los gustos, por lo que su mercado meta no se ve afectado ni su producción normal.

Es de mencionar que el helado se ha puesto en tendencia al grado que se organizan festivales en los que se demuestran qué tan originales pueden ser los dueños de los nuevos comercios en sus creaciones, lo que atrae la mirada de miles de curiosos que asisten para poner a prueba su paladar.

Polaca hace del frijol con puerco su receta secreta

Desde hace cinco años, Amelia Oplisnka, de nacionalidad polaca, pero radicada en Yucatán, estableció su negocio “Pola Gelato” de helados en la ciudad, productos que han causado curiosidad entre los meridanos, al incluir entre su menú uno cuya inspiración se basa en el tradicional frijol con puerco que los yucatecos comen, religiosamente, cada lunes con el inicio de semana.

El resultado, una fusión de culturas que representa la tradición de hacer helado en Polonia, pero con los ingredientes locales que mejor representan la gastronomía del Estado.

La idea surgió a raíz de la plática con unas amigas quienes le comentan que en países de Asia hacían helado de frijol, por lo que enseguida pensó en realizar uno inspirado en el platillo típico.

“En Polonia tenemos una tradición de hacer helados, cremosos, y yo nací con eso. Al llegar a vivir a Mérida me di cuenta que ese tipo de helados no habían, al menos en el centro, porque hay muchas sorbeterías muy ricas, pero no encontraba esa nostalgia de mi niñez, y empecé a explorar y experimentar para buscar sabores muy típicos originales de la región”, recordó.

La etapa de experimentación le llevó, dijo, unos meses. La mezcla decidió realizarla a base de frijol negro y el puerco y lo representó usando pedazos de tocino caramelizado.

Aunque el producto únicamente se vende los lunes, como dicta la tradición yucateca, hay quienes llegan cualquier día de la semana para probarlo.

“Hay de todo. A mucha gente le da asco la idea, pero muchas otras vienen a probarlo y lo compran, por eso lo seguimos haciendo; la producción de todos los sabores es poca, porque quiero que el helado sea lo más fresco posible”, explicó.

En cuanto a cómo decide qué alimentos y productos usar, indicó que está basado en las experiencias que tiene en su paladar cuando consume comidas regionales de cualquier estado o país, “si lo imagino en dulce, lo puedo hacer, es intuición”.

Algunos de ellos que resaltan, además del frijol, son la naranja agria, lima, limón, albahaca, coco y jamaica, entre otros, que han sido muy aceptados por los yucatecos.

“Después de sentir que fuimos aceptados por la sociedad, explorar ya no me da miedo, aunque una vez hice helado de alga inspirado en el sargazo del Caribe, y ése no fue aceptado; sin embargo, continúo experimentando con todo”, platicó entre risas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name