20 de Octubre de 2019

Mérida

Aprenda a ser feliz para disfrutar la vida

Elías Alfonso Góngora Coronado, coordinador del Centro de la Felicidad y Bienestar de la Uady, y Malena Barquín, fundadora de Mérida Bonita, señalan la importancia de compartir el amor para sentirnos plenos

Malena Barquín y Elías Góngora Coronado, con su anfitriona del programa, Esperanza Nieto. (Novedades Yucatán)
Malena Barquín y Elías Góngora Coronado, con su anfitriona del programa, Esperanza Nieto. (Novedades Yucatán)
Compartir en Facebook Aprenda a ser feliz para disfrutar la vidaCompartir en Twiiter Aprenda a ser feliz para disfrutar la vida

William Sierra/Mérida
Cuando se comparte el amor, la felicidad en vez de disminuir se incrementa, nos ayuda a disfrutar la vida, de ahí la importancia de promoverla, coincidieron Elías Alfonso Góngora Coronado, doctor en psicología y coordinador del Centro de la Felicidad y Bienestar de la Uady, y Malena Barquín, fundadora de Mérida Bonita, durante el programa Salvemos Una Vida.

Con Esperanza Nieto como conductora de este programa radiofónico que se transmite los viernes de 11:00 a 12:00 horas, por la estación AMOR 100.1 de Grupo SIPSE, el profesional mencionó que la psicología es un área que estudia lo que pensamos, sentimos y hacemos, pero durante mucho tiempo se enfocó en la parte negativa, es decir, en qué fallamos, en qué estamos mal, pero descuidamos un poco la parte buena y positiva.

“Hay que ver al ser humano más completo, ese que es capaz de odiar, pero también de amar. Cuando surge ese enfoque de la psicología positiva, hace unos 20 años, lo hace con el propósito de rescatar esa parte buena del ser humano, cómo estudiar lo bueno que podemos hacer para funcionar de la mejor manera posible, tanto en lo individual como social, y siendo la columna vertebral de todo esto la felicidad”, indicó.

A lo largo de la historia de la humanidad, la felicidad es un tema que está ahí, incluso recuerda que Aristóteles decía que ser feliz es vivir bien de acuerdo con la virtud, siendo esta la sabiduría, y dejarse complacer “es disfrutar la vida. Es más, la palabra sabiduría, etimológicamente significa saborear”.

Este enfoque, dijo el invitado, tiene una base científica y ayuda a entender los “cómos” de la felicidad y la vida plena. “La filosofía nos ha ayudado en los qué y porqué, pero la ciencia, particularmente la psicología, ayuda a aportar cosas para saber qué podemos hacer para ser felices”.

Agregó que la psicología positiva tiene tres pilares: las emociones y experiencias positivas, los rasgos y fortalezas que tenemos para ser felices y la vida con sentido; es decir, darse a los demás, sentirse parte de algo más grande.

Por su parte, Malena Barquín añadió que la felicidad es una habilidad que se puede cultivar, es contagiosa, de ahí la importancia de aprender cómo hacerlo.

“De entre todas las emociones positivas, la reina de la felicidad es el amor, siendo un baluarte de la vida, en todos los aspectos, y cuando reconocemos todo lo bueno que tenemos, adquirimos más confianza”, apuntó el Dr. Góngora Coronado, tras mencionar que hay seis virtudes y 24 fortalezas, que se pueden aprender y practicar.

La invitada especial comentó que si bien la alegría está relacionada con la felicidad, no precisamente se tiene que estar todo el tiempo alegre para estar feliz, pues cabe recordar que somos seres humanos que tenemos sentimientos diferentes, los cuales hay que estar cultivando para obtener emociones positivas.

"Una de las acciones básicas para contagiar la felicidad es pensar que cada día es una oportunidad”

Al explicar cuál es el estado normal de la felicidad, el psicólogo señaló que hay que buscar un equilibrio, resultando una característica la serenidad, la paz interior. “Independientemente de que uno esté alegre, más moderado o enfrentando una situación difícil, si se logra ese nivel de serenidad y paz interior, se acerca mucho a lo que es la felicidad. Es por eso que, entre las 24 fortalezas, la última es la espiritualidad, y es la más humana de todas, pues es la que logra llegar a un nivel más alto”, indicó.

Abundó que la psicología positiva no quiere decir que ponernos alegres y contentos de algo muy particular sea malo, al contrario, hay que disfrutarlo, pero aclaró que eso no es la felicidad completa. “La felicidad más alta llega cuando esto que soy y tengo lo comparto con alguien más para que sean mejor esa o esas personas, y uno mismo, llevándonos a un nivel de crecimiento”, agregó.

Reflexionando lo anterior, Esperanza Nieto comentó que la felicidad no sólo son los momentos especiales, sino también está en lo cotidiano, en agradecer que uno está vivo, en eso que haces diario.

“A veces estamos tan distraídos u ocupados que esperamos alcanzar la felicidad hasta lograr algo, siempre viendo todo a futuro, sin darnos tiempo de disfrutar lo que estamos teniendo en el presente”, señaló Malena.

Respecto a lo que se hace en el Centro de la Felicidad y Bienestar de la Uady, el invitado explicó que lo que ahí se hace es ayudar a prevenir y fomentar lo positivo para prevenir lo negativo, de modo que las personas sean más fuertes cuando les toquen esos momentos. También hacen investigación para que sea aplicada en la vida.

“Cuando una persona agradece o perdona, es más feliz”, enfatizó el investigador, a lo que Malena abundó que se debe pensar siempre en cosas positivas, pues esta es una manera de entrenarlo, cultivarlo.

Respecto a las personas que están sumidas en la depresión, que dicen ver todo gris, el Dr. Góngora mencionó que hay una línea que se llama terapia clínica positiva, la cual se empieza buscando algo positivo. “Ahí, la persona comienza a reconocer que si tiene algo positivo se empieza a contagiar y sistemáticamente se va levantando. Habrá otros casos en que se tendrá que comenzar por otro lado, pero este es un enfoque que está teniendo mucho éxito”, afirmó.

La joven invitada insistió en que todos, desde nuestra trinchera, promovamos lo positivo, pues una persona con felicidad será un mejor ser humano, un mejor ciudadano, un mejor padre, un mejor trabajador. De hecho, dijo que la ONU tiene decretado como Día Internacional de la Felicidad el 20 de marzo, y este año, en vez de solo un día van a tener toda una semana de la felicidad en Mérida, en la que habrá conferencias, talleres y otras actividades gratuitas. La información completa de horarios y sedes de los eventos, pueden consultarse en las redes sociales de Mérida Bonita mx, en el Centro de la Felicidad y Bienestar de la Uady y en la página de Pleno.

Una de las acciones básicas para contagiar la felicidad es sonreír, pensando que cada día es una oportunidad; es más, cuando se está contento todo se aprovecha, apuntó Esperanza. El investigador acotó que un optimista verá en un problema una oportunidad, y son estas personas las que disfrutan y tienen mejor calidad de vida.

“Hay que ser conscientes para querer hacerlo y luego hacerlo, es decir, darnos cuenta de la vida que tenemos y cómo la podemos disfrutar más”, puntualizó.

Si requiere ayuda: Los teléfonos de Salvemos una Vida son el 945-37-77 y 075. Ahí atienden las 24 horas del día, todo el año.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name