Sujeto acepta culpa en delito de violación y lo castigan con 16 años de cárcel

El hombre amenazó con lesionar a las dos hijas de la víctima para poder lograr su cometido

|
El sujeto renunció a su derecho de tener un juicio oral. (Foto de contexto)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

MÉRIDA, Yucatán.- En un procedimiento abreviado, Guadalupe “N” fue sentenciado a 16 años de prisión por violar y robar 350 pesos a una mujer, el 12 de diciembre de año pasado, en un predio en Umán, donde para lograr su cometido el sujeto amenazó con lesionar a las dos hijas de la víctima, quienes también estaban en el inmueble.

Esta salida alternativa fue autorizada por la juez primero de control de Umán, Diana Garrido Colonia, luego de que el acusado y los fiscales llegaron a un acuerdo sobre las sanciones a imponer.

En la audiencia realizada en el Centro de Justicia Oral de Umán, este sujeto se declaró culpable de los hechos que se le imputan y renunció a su derecho de tener un juicio oral.

Por ello, la juez de control lo sentenció a 16 años de prisión por ser hallado culpable de los delitos de violación y robo con violencia.

También le impuso una multa de 28 mil 271 pesos y se le negaron los beneficios sustitutivos de la sanción corporal.

Por lo que se refiere al delito de robo calificado cometido con violencia en lo referente al dinero en efectivo que fue sustraído deberá ser condenado el acusado a pagar el monto de 350 pesos a favor de la denunciante y los fiscales solicitaron para acreditar la reparación del daño respecto a los demás objetos que le fueron sustraídos.

En cuanto a la violación se le condena a la reparación del daño de manera abstracta, y dejar a salvo los derechos de la afectada para acreditar el monto en la etapa de ejecución de sentencia.

Los hechos

Los hechos sucedieron el 12 de diciembre de 2019 aproximadamente a las 9:20 horas, cuando el ahora sentenciado irrumpió en un predio de la calle 32-A, del fraccionamiento Villas de Umán, donde estaban la víctimas y sus dos hijas menores de edad.

El sujeto amenazó a una de las niñas diciendo “esto es un asalto”, y llevó a las tres a una recámara. Revisó la casa y apoderado de dinero y otros objetos.

Luego regresó al cuarto y cubrió a las niñas con una sábana, las amarró de pies y manos, para llevarse a la víctima a otra recámara donde abusó de ella.

Cargando siguiente noticia