|
La Profeco exhorta a que los consumidores denuncien abusos.
La Profeco exhorta a que los consumidores denuncien abusos.

MÉRIDA.- Un día después de confirmarse el primer caso positivo de Covid-19 en Yucatán, los productos que empezaron a escasear en algunos supermercados son los de limpieza, sanitizantes y desinfectantes de casas, sobre todo los que contienen cloro, que aseguran matar gérmenes y bacterias hasta en un 99.9 por ciento, así como jabón en polvo y detergentes.

Desde los primeros brotes del coronavirus en el país, las farmacias y comercios en general de la ciudad reportan desabasto de gel antibacterial y cubre bocas.

En algunas tiendas la venta de estos productos se limitaron a tres piezas por clientes para que un mayor número de familias pudiera obtenerlos y no caer en el acaparamiento de esos artículos.

Profeco

La delegación estatal de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) precisó que ante cualquier denuncia que realicen los ciudadanos sobre un abrupto incremento de precios por el incremento en la demanda, aplicarán las sanciones administrativas y económicas marcadas por la Ley en ese rubro.

Gerentes de piso de súper mercados consultados por Novedades Yucatán, precisaron que la demanda de mercancía de este viernes y sábado obedecieron principalmente a la demanda de un día normal de quincena, y que productos como los de limpieza e higiene para el hogar sí aumentaron su demanda.

En un recorrido realizado por Novedades Yucatán por súper mercados del norte y centro de la ciudad de Mérida, se observó que la asistencia de consumidores fue de un día normal de pago de quincena, sin llegar a las compras de pánico registradas en otras ciudades del país.

Aún hay en 'stock'

Los productos que sí están sin existencia en anaqueles, pero con stock en bodegas, son los de limpieza de casa como el cloro, jabón en polvo, detergentes. El stock que también empezó a disminuir es el de jabón para manos y cuerpo, en sus presentaciones de barra y liquido. En algunos súper el costo se disparó hasta 30 por ciento, según la marca y presentación.

En ese contexto, la delegada de la Profeco en Yucatán, Sisely Burgos Cano, llamó al público consumidor a denunciar cualquier abuso por parte de los expendedores de productos que aprovechen la situación para elevar el precio de los productos en general de manera injustificada.

“Tenemos de manera permanente un Programa de monitoreo y exhorto. Para atender de manera particular una verificación por algún abuso o violaciones a los derechos de consumidor es necesaria la denuncia. En esta es necesario que nos indiquen con precisión el lugar, ya sea con el nombre comercial o de su propietario y el domicilio”, apuntó.

Sisely Burgos abundó que las denuncias o quejas se pueden hacer a través del teléfono del Consumidor 800 4688722 y por alguna de las redes oficiales, la misma página de Profeco o en alguna de las oficinas en los estados. En el caso de Yucatán la oficina está en la calle 49 entre 54 y 56.