|
Policías retiran a los turistas que llegan a Progreso. (Gerardo Keb/Novedades Yucatán)
Policías retiran a los turistas que llegan a Progreso. (Gerardo Keb/Novedades Yucatán)

PROGRESO.- Malecón de Progreso luce casi desierto este miércoles, luego de que además del cierre de accesos de playa se llevara a cabo el retiro de paseantes en las playas de la zona turística.  

Luego de diversas medidas tomadas por las autoridades municipales respecto a la contingencia sanitaria por el Covid-19, este miércoles el malecón de Progreso por fin lucio totalmente desierto, de tal suerte que tanto el boulevard, como la zona de playa y mar lucieron sin la presencia de visitantes, ni bañistas, ya que los pocos que aún siguieron arribando al sitio, fueron retirados por las autoridades policiacas.

De acuerdo con los elementos policiacos, a lo largo de las mañanas de los últimos días la afluencia de gente que insiste en continuar llegando al malecón y áreas de playas del puerto, ha ido disminuyendo paulatinamente y todos los días se retira de la playa y del mar a decenas de personas, que a pesar de la situación continúa tomando este periodo como vacaciones.  

La medida no ha sido bien recibida por los trabajadores del malecón, quienes señalaron la necesidad que tienen de generar dinero para poder llevar "el pan" hasta sus hogares, ya que según explicaron muchos de ellos representan el sustento para sus familias.  

 

Así mismo gran parte de la población a través de diversos medios y en redes sociales, han manifestado su apoyo a estas medidas restrictivas, considerándolas como necesarias para poder hacer frente a la ola de contagios que podría avecinarse en caso de ignorar las medidas pertinentes de higiene y convivencia.  

Actualmente Progreso ha aplicado una serie de medidas, entre las que destacan la colocación de filtros sanitarios y mediciones de temperatura corporal a automovilistas a la entrada del municipio; trabajos de sanitización de espacios públicos y de riesgo como el mercado municipal, palacio municipal y albergue de ancianos; el cierre de gimnasios, bares y cantinas; así como el cierre de accesos a malecón, muelles de Progreso y comisarías; y el retiro de visitantes y bañistas de las principales playas del municipio.