Yucatán: Empresarios también deben orientar a los "nuevos"

Rosario Margarita Ortegón Quintal, del ramo mueblero, invita a emprendedores a integrarse a grupos de empresarios, ya que abrir un negocio sin ayuda es muy difícil.

|
Ser empresaria significa cambiar las horas de sueño por trabajo, expresa Rosario Ortegón. (SIPSE)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Jaime Tetzpa / SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Emprender un negocio por sí solo no es fácil, sobre todo si se carece de conocimiento en algunas áreas de administración o de obligaciones fiscales, es mejor integrarse a grupos de empresarias para que las orienten a cómo acercarse a las autoridades para la obtención de créditos, señala la empresaria del ramo mueblero Rosario Margarita Ortegón Quintal.  

Respecto al papel de la mujer en la economía, estableció la diferencia entre ser comerciante y empresaria. El primero, dijo, es una actividad comercial netamente que deriva en beneficios económicos para quienes realizan la venta de algún producto o servicio.

En cambio, ser empresaria significa adquirir el compromiso de generar empleos, “de cambiar las horas de sueño por trabajo, de sacrificar las reuniones sociales por las que generen nuevas perspectivas de planeación”. 

Agregó que independientemente de contratar a un contador público, el empresario debe saber cuáles son y en qué consisten sus obligaciones fiscales, porque el desconocimiento en esa área se convierte para muchos en el talón de Aquiles. 

Cargando siguiente noticia