Cancún: Las abejas superan los beneficios de los agroquímicos, dice experto

En los plantíos donde hay colmenas los frutos son de mejor calidad y tamaño.

|
(Archivo/SIPSE)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Cancún.- El uso de agroquímicos y pesticidas ha desplazado la función de los polinizadores en los cultivos agrícolas de autoconsumo y, en mayor medida, en las siembras industriales, con las consecuencias ambientales que ello acarrea, sostiene Elmar Romero López, activista por las abejas de Quintana Roo.

El también apicultor y rescatista de abejas nativas asegura que en los plantíos donde se tienen colmenas se obtienen alimentos de mejor tamaño, en menos tiempo y totalmente orgánicos. Esto, dice, se ha comprobado por cuenta propia con la adopción de abejas rescatadas por parte de familias a las que denomina “padrinos”, y que han colocado sus colmenas en lugares cercanos a sus huertos.

“Tenemos un caso en Playa del Carmen, el padrino que adoptó unas colmenas las puso en su huerto y ahorita tiene muchísimo alimento, tomates más grandes y brillantes”, dijo.

Las abejas, en este caso meliponas endémicas, se encargan de todo el proceso de polinización de las plantas, que hace que florezcan y den frutos.

De acuerdo con la Secretaría de Agricultura, el polen de las abejas meliponas tiene un valor proteínico 50% mayor que el del resto de las abejas.

Por otra parte, dice la dependencia, se sabe del uso de abejas sin aguijón como polinizadoras de los cultivos de achiote, aguacate, café, calabaza, chayote, chile habanero, mango, pepino, sandía y tomate, entre otros.

Además de los beneficios a la salud de consumir alimentos orgánicos, desincentivar el uso de agroquímicos tiene otros beneficios para el medio ambiente.

Los plaguicidas matan a las abejas, los animales más importantes del mundo

Elmar Romero explica que, en primera instancia, los plaguicidas matan a las abejas, consideradas como “los animales más importantes del mundo”, por la Real Sociedad de Geografía de Londres y el Earthwatch Institute, por su importancia ecológica. Además, de la apicultura dependen cientos de familias en la región.

Si los agroquímicos matan a las abejas, abunda, se terminarán por morir las selvas de la región, que forman parte del atractivo turístico.

Por otra parte, refiere el activista, los agroquímicos se filtran al subsuelo y contaminan el agua de la que se abastecen comunidades enteras. Por ello, reiteró, es importante regresar a los métodos de cultivo tradicionales y amigables con el medio ambiente.

Cargando siguiente noticia