16 de Noviembre de 2018

Opinión QRoo

Candil de la calle

No se trata de regatear la ayuda a otro país también golpeado, es corresponder a su solidaridad.

Compartir en Facebook Candil de la calleCompartir en Twiiter Candil de la calle

Mientras en la capital del país aún se remueven los escombros de edificios derrumbados y en Oaxaca, Chiapas miles de personas duermen a la intemperie y enfrentan un futuro incierto a causa de los sismos del mes pasado, el canciller Luis Videgaray anunció el martes en Nueva York que México enviará ayuda para la recuperación de Puerto Rico tras el paso del huracán "María".

Para completar la metáfora del refrán "candil de la calle y oscuridad en la casa", el Secretario de Relaciones Exteriores dijo que la asistencia a la isla caribeña será con 18 técnicos de la Comisión Federal de Electricidad para ayudar a restablecer la red eléctrica que afectó el huracán. Muy bien, pero ¿y los cientos de oaxaqueños y chiapanecos que sobreviven en penumbras en algunas áreas afectadas?

No se trata de regatear la ayuda a otro país también golpeado por un fenómeno natural, pues es una forma de corresponder a la solidaridad que otras naciones nos han demostrado, como ocurrió el mes pasado en que varios grupos de rescatistas arribaron a México y la recepción de toneladas de ayuda en especie y aportaciones en efectivo. Sin embargo, nos parece que primero hay que atender las necesidades de la casa para luego asistir al vecino. Hacerlo a la inversa revela insensibilidad hacia quienes perdieron familiares, casa, empleo y casi hasta la esperanza.

Lo mismo sucede con los políticos que han armado un circo con la cacareada ayuda que "generosamente" darán al renunciar, como pretenden, a una parte de su financiamiento para ayudar a la reconstrucción y a los afectados por los temblores de septiembre, pues además de que reaccionaron tarde, han tomado el tema como bandera porque lo que realmente buscan es captar votos para el proceso del próximo año. A la gente ya no la engañan.

Lo cierto es que quienes han dado muestra de mayor sensibilidad en estos momentos de aflicción es el sector empresarial, que ha ofrecido duplicar y hasta quintuplicar los apoyos que reciben para socorrer a la gente, y el gremio artístico que se ha organizado mejor para canalizar la ayuda de forma más oportuna y eficaz hacia lo prioritario: la construcción de viviendas. Y todo ello, atinadamente, sin la intervención del gobierno.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios