11 de Diciembre de 2018

Quintana Roo

Se pierden tiempo y dinero por aclaraciones al Infonavit

El instituto tarda en hacer las modificaciones para dejar en ceros las cuentas de las empresas.

Los contribuyentes deben exigir al instituto que por el tiempo caduque o elimine el crédito. (Ivette Ycos/SIPSE)
Los contribuyentes deben exigir al instituto que por el tiempo caduque o elimine el crédito. (Ivette Ycos/SIPSE)
Compartir en Facebook Se pierden tiempo y dinero por aclaraciones al InfonavitCompartir en Twiiter Se pierden tiempo y dinero por aclaraciones al Infonavit

Stephani Blanco/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Los “Informes de Aclaración de Adeudo” que realiza el Instituto del Fondo Nacional para Vivienda de Trabajadores (Infonavit) a las empresas, afecta la operatividad ya que aunque estén realizando las aclaraciones para dejar en ceros, el instituto no hace las modificaciones lo que provoca pérdida de tiempo y dinero para el patrón.

De manera bimestral, el Infonavit manda los informes, mismos que contesta el empresario y solo son aclaraciones de supuestos adeudos por incapacidades o ausentismo de los trabajadores; sin embargo, mientras lo aclaran no pueden obtener una hoja de no adeudo que sirva para otros trámites de las empresas, además de que los gastos de notificación por bimestre que se cobran ascienden a los 380 pesos, y horas hombre pérdidas por las compañías que deben tener una persona revisando los informes de aclaración, así como las respuestas.

También te puede interesar: Infonavit recupera más de dos mil casas en Q. Roo

La situación es muy común entre las empresas y lo que pasa es que el Infonavit registra en su sistema el adeudo, lo notifica a los patrones, pero la problemática está en los tiempos, pues aunque envíe las aclaraciones, en los términos de ley, la institución tiene hasta tres meses para dar una respuesta, mencionó Marcos Gutiérrez Martínez, fiscalista y ex titular de la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon).

“Una vez que la dependencia recibe la información debe revisar los elementos que aporten las empresas y a partir de ello dar de baja los trámites, pero mientras esto pasa ocasiona afectación al patrón”, agregó.

Una de las vías de defensa que tienen las empresas es recurrir a la Prodecon para solventar el inconveniente, ya que es probable que la autoridad no resuelva o lo haga de forma negativa, sin decir la razón; otra de las vías es un juicio, pero esto es más costoso y el tiempo es mayor.

De acuerdo con una de las empresas afectadas, utilizan horas hombre para elaborar los documentales, copias y avisos de retención que deben enviarse en línea, ya que desde 2013 el trámite sólo lo recibe el Infonavit de esta forma, además de que cada bimestre hay que desembolsar el pago de gastos de notificación.

Las empresas de 10, es decir, que reciben de manera anual un reconocimiento por cumplir con las cuotas patronales tiene un margen de adeudo de 3%, sin embargo, este es rebasado ya que los adeudos, en caso de los afectados, son desde 2005, pese a que ya prescribieron y el pago del mismo es por actualización, recargo, multa, actualización de la misma y gastos de notificación, derivado de ello no han podido recibir la carta de no adeudo.

Los saldos de 2012 y anteriores ya no puede requerirlos por el Infonavit, pero al tenerlos registrado en su sistema y no darlos de baja o actualiza le aparece pendiente y tratará de cobrarlo.

El contribuyente debe exigir que por el tiempo caduque o elimine el crédito, y la ventaja es que el Infonavit físicamente perdió muchas resoluciones, esto es derivado de que al querer digitalizar la información el proveedor quedó mal y por ley deben mostrarlo físicamente con firma autónoma.

“Al ir a tribunales es probable que se gane el caso por no contar con las resoluciones físicas”, mencionó el fiscalista.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios