22 de Septiembre de 2018

Consejos para que tu perro haga sus necesidades donde debe

Primero hay que estarlos vigilando y conocer cuáles son sus horarios preferidos.

Para educarlos e indicarles en dónde deben orinar o defecar, debe ser desde pequeños, (Contexto/Internet)
Para educarlos e indicarles en dónde deben orinar o defecar, debe ser desde pequeños, (Contexto/Internet)
Compartir en Facebook Consejos para que tu perro haga sus necesidades donde debeCompartir en Twiiter Consejos para que tu perro haga sus necesidades donde debe

Redacción/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Los cachorros acostumbran a realizar sus necesidades fisiológicas en el momento que se les antoja, sin embargo, hay algunos consejos básicos para que ellos se acostumbren a hacer en zonas determinadas.

Generalmente se trata de algunos minutos después de levantarse o cuando terminan de comer.

También te puede interesar: Perros que se parecen a sus dueños… ¿Casualidad?

Pero para educarlos e indicarles en dónde deben orinar o defecar, debe ser desde pequeños, porque si se les permite que lo hagan durante sus primeros meses, será muy difícil que cambien de hábito cuando son mayores.

Opciones

Primero hay que estarlos vigilando y conocer cuáles son sus horarios preferidos, tras observar un par de meses, al menos en un mes podrás lograr que opten por tus sugerencias.

Una opción es que le coloques la correa y lo lleves al sitio en donde prefieres que haga sus necesidades, siempre, sobre un periódico o una alfombra destinada para ello.

Posteriormente le ordenas de manera atenta, cariñosa y amable que debe hacer ahí, porque de lo contrario le puedes generar un trauma y las cosas resultarán contraproducentes.

No debes desesperarte, pues hay que tener paciencia en lo que logras que lo haga.

Cuando lo consiga, podrás premiarlo con un juguete o comida y de esta forma él entenderá que se trata de la zona en la que debe hacer siempre.

Hay que estar pendiente si él empieza a dar círculos y oler en un mismo lugar, porque regularmente cuando hacen esta acción están a punto de hacer sus necesidades.

Si observas la acción, debes sacarlo e indicarle en dónde habrá de hacer y en las noches debes vigilar por lo menos cada tres horas, para que también se acostumbre en determinados horarios.

Hay investigaciones hechas por especialistas que indican que son alrededor de dos semanas en lo que resulta el aprendizaje.

Lo importante en este proceso para tu cachorro es que no pierdas la paciencia, ya que posteriormente él ladrará como una manera de aviso.

Con el paso del tiempo, ya conocerás los horarios que tu mascota utiliza para cada cosa, lo que permitirá que tú estés pendiente.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios