Adeudan $540 millones de promoción turística

Los empresarios hoteleros son afectados porque no pueden firmar convenios.
|
Incrementan el número de visitantes a la entidad, pero se debe la promoción. (Tomás Álvarez/SIPSE)
Incrementan el número de visitantes a la entidad, pero se debe la promoción. (Tomás Álvarez/SIPSE)

Stephani Blanco/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Desde el 2013, los Fideicomisos de Promoción Turística del Estado, en el caso de Cancún, la Oficina de Visitantes y Convenciones (OVC) adeudan más de 540 millones de pesos a proveedores y empresas de marketing que  promocionan el destino. 

Por año aproximadamente se debe a diversas empresas cerca de 170 millones de pesos, por la promoción que han realizado para incrementar el número de visitantes a la entidad, declaró Carlos Gosselin Maurel, presidente de la Asociación de Hoteles de Cancún y Puerto Morelos, que también pertenece al fideicomiso. 

Aunque la elección de empresas de  promoción y marketing que han hecho los fideicomisos de promoción turística es eficiente para incrementar el número de visitantes en los últimos tres años, el pago a las empresas se debe, explicó.  

También te puede interesar: Califican promoción de Cancún y los Tesoros del Caribe

“La semana pasada en una reunión se detalló que los pagos están comenzando a salir, pero al tener tres años de atraso, las aportaciones de dinero no serán rápidas, y los recursos para liquidar salen del endeudamiento del Estado”, agregó. 

A los empresarios hoteleros esto les afecta, ya que cualquier grupo que quiera firmar convenio con cualquiera de las empresas de marketing, a las que se les adeuda y posicionan el nombre del destino, no quieren firmar convenios por el miedo de que no les paguen. 

“Me acerco con mi grupo hotelero y quieren que les dé respuesta de cuando el Estado les va a pagar, algo que no me corresponde a mí”, agregó Gosselin Maurel. 

Un hotel debe pagar un porcentaje de impuestos como basura, de  nómina, a la Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat) y un 3% del impuesto al hospedaje, el cual capta el hotel pero lo paga el turista. 

Son a muchas empresas lo que se les adeuda y que se prometió que van a pagar antes de la salida del gobernador actual, algo que ya depende de ellos, pero que sin duda afecta al destino.