13 de Diciembre de 2018

Chetumal

Admite el tesorero de Othón P. Blanco la crisis millonaria

La carga financiera mensual del municipio entre gastos operativos, sueldos y pago de interés de préstamos se aproxima a los 50 millones de pesos, declaró Joel Sauri Galué.

El ayuntamiento de Othón P. Blanco se encuentra sumido en una severa crisis financiera, al adeudar un monto de 800 millones de pesos. (Redacción/SIPSE)
El ayuntamiento de Othón P. Blanco se encuentra sumido en una severa crisis financiera, al adeudar un monto de 800 millones de pesos. (Redacción/SIPSE)
Compartir en Facebook Admite el tesorero de Othón P. Blanco la crisis millonariaCompartir en Twiiter Admite el tesorero de Othón P. Blanco la crisis millonaria

 

Agencias
CHETUMAL, Q. Roo.- La falta de liquidez para pagar créditos a corto plazo y pendientes con proveedores han sumido al Ayuntamiento de Othón P. Blanco en una severa crisis financiera, al adeudar un monto de 800 millones de pesos, según la declaración brindada por el tesorero municipal Joel Sauri Galué al periódico El Financiero.
 
El funcionario precisó que la deuda se acrecentó por créditos de corto, mediano y largo plazo, que incluyen 500 millones de pesos contratados para pagos a proveedores y gastos de operación.
"Ante la falta de liquidez, se optó por tomar medidas emergentes como despedir personal, ya que se tenía una nómina muy inflada, con cerca de tres mil empleados. La carga financiera mensual del municipio entre gastos operativos, sueldos y pago de interés de préstamos se aproxima a los 50 millones de pesos" mencionó el funcionario municipal.
 
Agregó que al asumir el cargo, en septiembre de 2012, ya se habían obtenido 130 millones de pesos en empréstitos y quedaban pendientes por adquirir 50 millones. De esos 130 millones, 90 estaban a corto plazo y 40 en un sistema bancario conocido como cadenas productivas, que es un financiamiento con recursos de Nafin que le permite al ayuntamiento pagar el pasivo de proveedores; “el banco le paga a los proveedores,
cobrándoles una comisión a ellos, y el ayuntamiento pasa a ser el deudor del banco”, esquematizó Sauri Galué.
 
El tesorero afirmó que el problema más grave fue que los 130 millones tenían un vencimiento improrrogable entre septiembre y diciembre de 2012, y la Comuna no tenía el presupuesto para liquidarlos. Adicionalmente se tenían pasivos de proveedores y algunas prestaciones sociales como Foviiste, Isste, entre otros.
 
El tesorero reveló el ayuntamiento ejercerá un préstamo por 272 millones de pesos, con los cuales podrá solventar algunos pasivos sin afectar más su situación crediticia.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios