18 de Noviembre de 2018

Quintana Roo

El enojo daña el cuerpo y provoca envejecimiento prematuro

Expertos advierten que es preciso aprender a manejar el enojo, pues los resultados de no canalizarlo bien tienen consecuencias en diversos niveles.

Aseguran que el enojo altera nuestro sistema inmunológico, y a su vez provoca contracturas y dolores musculares o de cabeza. (Redacción/SIPSE)
Aseguran que el enojo altera nuestro sistema inmunológico, y a su vez provoca contracturas y dolores musculares o de cabeza. (Redacción/SIPSE)
Compartir en Facebook El enojo daña el cuerpo y provoca envejecimiento prematuro Compartir en Twiiter El enojo daña el cuerpo y provoca envejecimiento prematuro

Oskar Mijangos/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- El dicho que cita “el que se enoja, pierde” está muy cerca de la realidad, ya que las consecuencias de este sentimiento daña gran parte de nuestro cuerpo.

El doctor Guillermo Cortés Anaya, advierte que es preciso aprender a manejar el enojo, ya que los resultados de no canalizar bien este sentimiento tienen consecuencias en diversos niveles.

En el aspecto físico el cuerpo se desgasta, ya que al enojarnos se produce una mayor cantidad de sustancias químicas, entre ellas la adrenalina, que alteran el funcionamiento normal de nuestro cuerpo.

Esto altera nuestro sistema inmunológico, y a su vez provoca contracturas y dolores musculares o de cabeza, y nos hace más vulnerables a algunas enfermedades como gastritis, colitis y dermatitis, entre otras.

Karely Pérez Bravata, ejecutiva de cuenta en una empresa bancaria, está expuesta todo el día a constantes reclamos por parte de los clientes, pero ha aprendido a manejarlos, pues al enojarse “sólo yo pierdo”, manifestó.

En un principio se enfrascaba en estas discusiones, y como resultado sufría de dolores de cabeza y tensión en el cuerpo.

La dermatóloga Cindy Brisuela Gámiz informó que los enojos constantes también dañan la piel, lo que acelera el envejecimiento, las alteraciones que un coraje genera en el cuerpo afectan principalmente la producción de elastina, que es la sustancia que dota de su elasticidad a la piel y en menor producción, da paso a las arrugas.

Cortés Anaya también señalo que en el aspecto familiar o social el enojo causa daños físicos o emocionales a quienes nos rodean; en cuanto al nivel emocional, los sentimientos de tristeza y depresión aparecen como consecuencia.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios