23 de Octubre de 2018

Quintana Roo

Golpea a ciudadanos el octavo "gasolinazo" del 2013

Automovilistas tomaron medidas como reducir los pasos familiares y utilizar el vehículo sólo para lo necesario.

El objetivo de ese desliz en el precio del combustible para automotores es equilibrar las finanzas públicas y reducir la dependencia del exterior. (Tomás Álvarez/SIPSE)
El objetivo de ese desliz en el precio del combustible para automotores es equilibrar las finanzas públicas y reducir la dependencia del exterior. (Tomás Álvarez/SIPSE)
Compartir en Facebook  Golpea a ciudadanos el octavo "gasolinazo" del 2013 Compartir en Twiiter  Golpea a ciudadanos el octavo "gasolinazo" del 2013

Oskar Mijangos/SIPSE
CANCÚN, Q.Roo.- Taxistas aseguran que los “gasolinazos” afectan sus bolsillos mes con mes, en la opinión de los ciudadanos el incremento ha hecho que tengan que usar el automóvil exclusivamente para lo necesario, eliminando algunos paseos familiares.

En el caso de los conductores del transporte público consideran que esto no los afecta a ellos, sino a las empresas para las que laboran. Antonio Pat Uchím afirma que de manera inmediata no se preocupa pues la gasolina representa un gasto para la empresa para la que labora, no para él, sin embargo, espera no llegue un momento donde los sueldos sean reducidos para combatir los gastos.  

Cabe recordar que el objetivo de ese desliz en el precio del combustible para automotores es equilibrar las finanzas públicas y reducir la dependencia del exterior, para lo cual el Congreso de la Unión autorizó al Poder Ejecutivo realizar 36 incrementos consecutivos para mitigar los efectos en las variaciones de los precios internacionales del petróleo y de sus derivados.

Juan González González no ha sentido el incremento de la gasolina, ya que es un taxista de sitio en plaza Las Américas y trabaja principalmente con turistas, por eso la gasolina le rinde al no estar en constante movimiento y porque un viaje a la Zona Hotelera le deja hasta 11 dólares, de los cuales sólo necesita uno para un litro de gasolina.

Pablo Solís Hernández es un taxista de ciudad, quien ha tenido que reducir su área de búsqueda de clientes, ahora tiene que planear su ruta para circular por zonas donde es más probable encontrarse con usuarios y no desperdiciar tanta gasolina en recorridos innecesarios.

En el caso de la ciudadana Eréndira Zavala Orta, ella comenta como hace unos años, antes del comienzo de los “gasolinazos” pagaba 180 pesos por 20 litros, ahora tiene que desembolsar 230 pesos aproximadamente por el mismo volumen, por eso los paseos familiares se han reducido y su automóvil es utilizado exclusivamente para ir de su casa al trabajo y del trabajo a su casa.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios