16 de Diciembre de 2018

riviera-maya

Agoniza la actividad pesquera en Solidaridad

Los permisos para la pesca deportiva son 80 veces más que los que se otorgan a quienes viven del mar.

Los pescadores tradicionales autorizados , quienes alimentan a sus familias con esta actividad, cada vez son menos en el municipio.  (Adrián Monroy/SIPSE)
Los pescadores tradicionales autorizados , quienes alimentan a sus familias con esta actividad, cada vez son menos en el municipio. (Adrián Monroy/SIPSE)
Compartir en Facebook Agoniza la actividad pesquera en SolidaridadCompartir en Twiiter Agoniza la actividad pesquera en Solidaridad

Carlos Calzado/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.-  Playa del Carmen, o Xaman-Ha, tradicionalmente fue una comunidad de pescadores, pero en la actualidad, por falta de permisos y presiones económicas esta actividad está al filo de desaparecer. Mientras que las actividades náuticas dedicadas al esparcimiento cuentan con 800 licencias, algunas de cuales incluso se otorgaron a extranjeros, los pescadores tradicionales sólo cuentan con 10 permisos y tienen 15 en proceso.

La pesca furtiva, la que se realiza sin autorización es practicada por sectores que cuentan con algunas artes para la pesca, pero también hay quienes ven en la pesca una forma de subsistir al desempleo y la falta de oportunidades.

Muchos en contra

José Gómez Burgos, secretario de la Cooperativa  Turística del Mar Caribe, destaca que hay muchos sectores que limitan a los pescadores que viven del mar:  “El crecimiento en las actividades turísticas hacen de menos al pescador tradicional y la lucha es ya entre muchos grupos porque los turisteros desean que haya menos gente en los litorales, los ecologistas desean que haya menos gente capturando y los empresarios argumentan, aunque son los principales depredadores, que el turismo es una actividad que maneja mucha gente que acude a los arrecifes y a las zonas bajas y eso también es un desgaste”.

Inversión con poco retorno

Gómez Burgos dice que tener una lancha turística equivale a querer comer sin tener comida: un motor para proteger el ambiente les cuesta entre 100 y 150 mil pesos, más el casco de la embarcación son casi 200 mil pesos; no todos pueden tener ese dinero y mientras tanto, tienen que alimentar a la familia darles escuela, salud y todo eso es un desgaste.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios