20 de Septiembre de 2018

Opinión QRoo

El PRI no será PAN comido en 2018

El Partido Revolucionario, siempre ha sabido a lo que juega y se está recuperando de su catástrofe apocalíptica.

Compartir en Facebook El PRI no será PAN comido en 2018Compartir en Twiiter El PRI no será PAN comido en 2018

Aunque en la batalla por la presidencia de la república el PRI está al borde de la tumba –muchos lo dan por muerto–, a nivel de patio su desempeño en la batalla electoral mixta del primero de julio es una incógnita, al recibir respiración de boca a boca de la dupla PAN-PRD que no ha ejercitado mejores formas de hacer política, impidiendo de paso el surgimiento de figuras propias competitivas para el desafío que se avecina.

El borgismo es un tumor que sigue afectando al priismo, pero este partido ha sido el más poderoso y con militancia sólida, aunque se desenvuelve en un escenario adverso que los mantiene lejos del manejo de presupuestos gigantescos, al perder la gubernatura y el control del multimillonario Poder Legislativo.

Lo curioso es la abundancia de priistas competitivos, entre ellos los que decidieron acompañar a Carlos Joaquín González en su nebulosa aventura fuera del nido tricolor, pero alérgicos al PAN y al PRD.

El dirigente estatal del PRI, Raymundo King de la Rosa, tiene la mira puesta en el Senado y competirá con mucha fuerza, aunque la elección no sea PAN comido. Otros priistas están listos para defender la hegemonía de su partido en comicios federales, compitiendo también con sus mejores argumentos en los 11 municipios donde PAN y PRD tienen una fuerza engañosa, obsequiada por el sonado triunfo del ex priista Carlos Joaquín en la guerra civil por la gubernatura.

En cada municipio el PRI tiene al menos una figura con poderío, mientras el resto de los partidos sufre con el tema de los candidatos fuertes y con frecuencia recluta figuras del montón que cuando mucho aspiran a la regiduría de consuelo, como ocurrió en nuestra capital con el profesor moreno Laurentino Estrella Chan.

Quienes estén convencidos de que el priismo seguirá en el área de terapia intensiva por el tumor Borge, pueden ser noqueados por la realidad. Porque el PRI provocó su derrota en la elección mayor del cinco de junio de 2016, arrastrado al matadero por su irascible gobernador Roberto Borge.

El PRI siempre ha sabido a lo que juega y se está recuperando de su catástrofe apocalíptica, mientras PAN y PRD siguen anclados en su mediocridad, presumiendo triunfos aportados por el gobernador Carlos Joaquín y candidatos externos con mucho poder de convocatoria, como el alcalde capitalino Luis Torres Llanes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios