14 de Diciembre de 2018

Opinión QRoo

La seguridad y justicia de Carlos Joaquín

La captura de los ex funcionarios borgistas ha continuado con aliento implacable.

Compartir en Facebook La seguridad y justicia de Carlos JoaquínCompartir en Twiiter La seguridad y justicia de Carlos Joaquín

El gobernador ex priista Carlos Joaquín González ha soportado y superado un mar de desafíos; ha sido un mar embravecido y con frecuentes tempestades. La magnitud del reto había sido anticipada porque el fallido ex gobernador Roberto Borge dejó a Quintana Roo repleto de gangrena y tumores cancerígenos.

El estilo de Carlos Joaquín desespera a quienes están habituados a los manotazos y decisiones precipitadas, estilo Mario Villanueva y Beto Borge. Por ello les intriga la serenidad del gobernador en medio de la tormenta y que siga aguantando en su alineación a funcionarios que acumulan notas negativas.

La seguridad y los reclamos de justicia han sido atendidos con lentitud –la opinión pública siempre reclamará un ritmo acelerado–, pero con acciones contundentes y sin titubeos. Colocar los cimientos para ir desactivando la delincuencia es el paso obligado, ya que impacta favorablemente en la percepción social en zonas complicadas como Cancún y Playa del Carmen.

La captura de los ex funcionarios borgistas ha continuado con aliento implacable, como lo confirmó este fin de semana Ercé Barrón Barrera –ex director de la Administración Portuaria Integral–, capturado en el aeropuerto internacional de Tijuana cuando pretendía abandonar el país para internarse en Estados Unidos.

Las piezas clave del borgismo siguen cayendo, confirmando una tendencia que apunta a la justicia sin excusas, en cámara lenta por la complejidad de los procesos para acorralar a los delincuentes sin darles la oportunidad de escabullirse aprovechando resquicios legaloides.

Queda claro que el gobierno de Carlos Joaquín no impulsa la política del “borrón y cuenta nueva” y seguirá depositando en los pasillos de la justicia a los cómplices del ex gobernador Roberto Borge, quien permanece en una cárcel panameña y de un momento a otro será devuelto a México.

La agenda de seguridad y justicia ha sido cumplida; el avance es inobjetable y anuncia la captura de otros peces caribeños muy señalados y merecidamente satanizados por la opinión pública.

La operación judicial es muy compleja y no permite improvisaciones y pasos en falso; lo sabe Ercé Barrón, el último alcanzado por las garras de una justicia que tiene sus ritmos y movimientos obligadamente precisos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios