23 de Septiembre de 2018

Opinión QRoo

Los destrozos de Perla Trump y Alicia Ricalde

Las panistas isleñas Perla Cecilia Tun Pech y Alicia Ricalde Magaña han tenido un mes patrio muy agitado...

Compartir en Facebook Los destrozos de Perla Trump y Alicia RicaldeCompartir en Twiiter Los destrozos de Perla Trump y Alicia Ricalde

Las panistas isleñas Perla Cecilia Tun Pech y Alicia Ricalde Magaña han tenido un mes patrio muy agitado, soportando arponazos y hasta provocándolos en redes sociales donde nada se perdona, raspando insensatamente a un partido que tiene la imagen de prudente y que está obligado a apartarse de los escándalos por ser un fiel aliado del gobernador Carlos Joaquín González.

La alcaldesa cozumeleña Perla Trump –como la conocen en ciertos círculos– dejó una imagen de majadera incorregible en su primer informe por negar el saludo a un par de regidores, entre ellos Georgina Ruiz Chávez, su adversaria priista en la batalla por la alcaldía y esposa del ex alcalde Fredy Marrufo Martín.

Los modales de bravucona de arrabal no caben en una alcaldesa, y menos cuando está al frente de la isla de Cozumel y cuando el invitado de lujo es el gobernador Carlos Joaquín, quien lanzó al cesto de la basura sus ofensas para acompañarla en su evento estelar, echado a perder por esta mujer tan vulgar que más bien parece hija de “La Loba” de Chimalhuacán.

Los panistas se niegan a defenderla y reaccionan como compañeros de juega de esta mujer tan grosera que todavía teje planes para reelegirse, a menos que el cozumeleño promedio apruebe las acciones de mal gusto de esta señora encumbrada por el PAN.

En su puerto de abrigo Alicia Ricalde intenta atraer reflectores, y vaya que lo está logrando. La primera metida de pata de la directora general de la Administración Portuaria Integral (Apiqroo): colocar en el Muelle San Miguel (Cozumel) algo similar a la bandera de Argentina, en el amanecer del mes patrio. La ex alcaldesa de Isla Mujeres detesta los colores verde, blanco y rojo, por ser también los colores del PRI.

Recientemente el Cronista de la capital del estado, Fabián Herrera Manzanilla, criticó en su Facebook la agresión al histórico Faro de Chetumal ubicado en el bulevar Bahía, ya que fue pintado con los colores del gobierno del cambio como una dependencia equis.

Alicia Ricalde colocó incluso una lona de la Apiqroo en el Faro, demostrando una ignorancia que no se justifica a esos niveles, aunque el poder embriague a señoras como Alicia Ricalde, fallida candidata a la gubernatura.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios