24 de Septiembre de 2018

Opinión QRoo

Priistas y ex priistas mandan en el proceso

El PRI es en su actual tragedia la fuerza política más experimentada y hegemónica.

Compartir en Facebook Priistas y ex priistas mandan en el procesoCompartir en Twiiter Priistas y ex priistas mandan en el proceso

Inventor de la política en el Caribe mexicano y hasta de su oposición a modo, el PRI es en su actual tragedia la fuerza política más experimentada y hegemónica, con militantes y desertores dominantes en todas las posiciones, excepto en Cancún.

Al revisar el origen de los inminentes candidatos se confirma este aplastante dominio tricolor, permitido por sus pasivos adversarios que prefieren reclutar famosos dando la espalda a su genuina militancia. Morena es el ejemplo extremo, con su delegado José Luis Pech Várguez con favorable trayectoria en la alta burocracia estatal.

El gobernador es el ex priista Carlos Joaquín González, y los alcaldes de Chetumal y Solidaridad son Luis Torres Llanes y Cristina Torres Gómez, con pasado priista y gubernamental. Hay una foto donde doña Cristina escolta a Roberto Borge, entonces candidato del PRI a la gubernatura con su distintiva camisa roja.

A la batalla electoral acuden en el flanco panista-perredista los ex priistas Miguel Ramón Martín Azueta, Juan Vergara Fernández y Nelia Uc Sosa, a quienes se suman –en la esquina morena– la pluripartidista Marybel Villegas Canché, Hernán Pastrana Pastrana y quizá José Luis “Chanito” Toledo Medina.

Los no priistas acuden a eventos del PAN y hasta posan con su precandidato presidencial, Ricardo Anaya Cortés, pero no dan el paso definitivo para estrenar nueva militancia, incluso perredista. El gobernador Carlos Joaquín es el principal exponente de esta lejanía partidista que evita mayores fricciones en la coalición que lo acompañó en su ruta al poder,

En Encuentro Social destaca el ex alcalde capitalino Carlos Mario Villanueva Tenorio, diputado local e hijo del exgobernador chetumaleño Mario Villanueva Madrid. El cachorro aún persigue la diputación plurinominal.

Los partidos que enfrentan al PRI no han podido cuajar figuras propias para competir en las alturas, y Morena se ha convertido en la sede alterna del tricolor donde fue asimilado el chetumaleño Eduardo Ovando Martínez, senador priista de 2000 a 2006.

PAN, PRD y Morena tendrán que acelerar el paso para impulsar sus talentos hasta ahora ausentes, ya que en sus filas no hay un solitario peso completo que imponga condiciones, estado vulnerable que aprovechan los priistas cotizados para apoderarse de candidaturas al por mayor.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios